Transfomers

Como parte del regreso de los 80 llega “Transformers”. La película está basada en un grupo de juguetes producidos por Hasbro cuyo vehículo mercadológico fue una serie animada para televisión donde se desplegaba toda una mitología a su alrededor.



Michael Bay (“Pearl Harbor”, 2002 y “La Isla”, 2005) es el responsable de traer a la vida a los robots capaces de transformarse en distintos vehículos o aparatos electrónicos. Inicialmente Bay rechazó el proyecto pues consideró que hacer una película sobre juguetes sería tonto. El cambió se debió por un lado a la oportunidad de trabajar con Steven Spielberg, quien produce, y por otro al tomar como reto el hacer que los robots mostraran sentimientos, además de que significaría su primer trabajo familiar. El resultado es espectacular, pero no escapa al temor inicial de Bay.


En principio la historia parece una comedia de adolescentes, pero poco pasa antes de que se convierta en un despliegue de efectos especiales y escenas de acción. Sam Witwicky (Shia LaBeouf) es un poco popular preparatoriano deseoso de tener un auto. Su padre accede a ayudarlo y le compra un viejo Camaro que resulta ser Bumbleblee, un Transformer. El auto hace que llame la atención de Micaela (Megan Fox), una atractiva compañera que apenas y lo había notado. Pero también lo pone en el centro de una batalla entre los Transformers y los Decepticons. Oriundos del desaparecido planeta Cybertron, los Decepticons buscan recuperar la chispa que les permitirá hacer de la Tierra su nuevo hogar. De conseguirlo significaría el fin de la raza humana. Los Transformers deberán impedirlo.


Con un presupuesto de 150 millones de dólares, “Transformers” se convirtió en uno de los principales éxitos del verano de 2007 al recuperar en su primer fin de semana la inversión y convertirse además en el DVD de venta más rápida. El alto presupuesto se nota en el amplio y espectacular despliegue de efectos especiales que le valió una nominación a los Mejores Efectos Visuales en el Oscar, además de menciones por el Mejor Sonido y la Mejor Edición de Sonido. Los robots son creíbles en todo momento y están cuidados al detalle. Es un digno y destacable trabajo de lo que pueden generar las computadoras. A la mezcla ayudó la participación de LaBeouf quien con esta cinta confirma su estatus de estrella juvenil en ascenso, y la presentación en la pantalla grande de Megan Fox. La joven es portadora de una gran belleza y una sensualidad que inevitablemente remite a Angelina Jolie.


Para los fanáticos, “Transformers” seguramente será un entretenimiento adecuado con múltiples referencias al original. Para los no iniciados es un entretenimiento bastante ágil, con un par de momentos divertidos y otro par de momentos conmovedores. Pero como introducción a un nuevo universo queda a deber. Hay huecos en la saga de los Transformers y huecos en el guion. Los momentos que menos contribuyen son precisamente aquellos que debieron haber costado más dinero; Bay parece no saber la diferencia entre suficiente y excesivo. El público juvenil tampoco. Los Premios MTV la encumbraron como la Mejor Película. Quizá lo sea bajo los estándares del blockbuster Hollywoodense. “Transformers” tiene muchos efectos especiales, mucha acción, un poco de drama, algo más de humor y un toque de romance. Acompañada de palomitas cumple su misión y nada más.

EE.UU. 2007

Director: Michael Bay.

Reparto: Shia LaBeouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Jon Voigt, John Turturro.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo