Titanic

“El corazón de una mujer es un profundo océano de secretos,” frase promocional.

“Titanic” le hace honor a su nombre y fuente de inspiración en todos los sentidos menos en su destino final. Nominada a catorce premios de la Academia (honor que comparte con “La malvada”, 1950), “Titanic” obtuvo once preseas (honor que comparte con “Ben-Hur”, 1959), incluyendo Mejor Película y Mejor Director, aunque no fue considerada por su guion. A pesar de su duración de más de tres horas, la cinta recaudó más de un billón de dólares en taquilla donde ocupó el primer lugar en quince semanas consecutivas. Ninguna película logró desbancarla como la más taquillera de todos los tiempos hasta que llegó “Avatar” (2009). Es también la película más cara del siglo XX y la primera en contar con un presupuesto de 200 millones de dólares, cantidad superior a la que costó construir el Titanic en 1910 (entre 120 y 150 millones de dólares). Y la primera en conseguir el mayor reconocimiento de la industria y el público, el Premio MTV por Mejor Película.



La historia comienza en 1990 con el hallazgo de un dibujo entre los rastros de la embarcación. Los investigadores buscan un diamante y la mujer retratada lo porta. La mujer es Rose (Glory Stuart), una anciana de 101 años. Ella ofrece contarles su historia. Ellos le explican técnicamente que sucedió esa noche. El relato comienza y con él un minucioso viaje a la grandeza y esplendor del Titanic donde Rose conoció al gran amor de su vida, Jack Dawson (Leonardo DiCaprio), un joven y aventurero artista.


James Cameron demuestra que cada dólar fue bien invertido, pero sobre todo que a pesar de su grandeza visual el peso de la cinta no recae en ello. Construye y balancea inteligentemente un hecho del cual el desenlace es conocido. Explica claramente la parte técnica y luego se concentra en la humana. Es una historia épica como la de los grandes clásicos. Se centra en una pareja, pero no deja fuera la actitud de la época ni los contrastes entre los tripulantes. La dirección de arte, fotografía y edición funcionan a la precisión logrando que el espectador se sumerja en la historia, diluyendo por completo el peso del tiempo. El trabajo del reparto es sólido. Kathy Bathes como la directa nueva rica, Billy Zane como el prometido posesivo y Gloria Stuart como una Rose melancólica. A los 87 se convirtió en la actriz con mayor edad en ser nominada. Leonardo DiCaprio y Kate Winslet son sin duda la pieza más memorable. El estudio quería a Matthew McConaughey (Christian Bale y Maculay Kulkin fueron considerados también) y Gwyneth Paltrow como su pareja. Pero Cameron consiguió a los actores que consideró perfectos para los papeles. Winslet obtuvo su segunda nominación al Oscar. La pareja pasó a la historia como una de las más grandes y sus actores saltaron a la fama.


El American Film Instituto colocó en 2007 a “Titanic” en lugar 83 en su lista de las Más Grandes Películas de Todos tiempos. Aunque el primer recuerdo que viene a la mente tras la mención es el de un gran romance, el verdadero fondo de “Titanic” está en el retrato que hace de la humanidad, su soberbia, orgullo y vulnerabilidad. Es un símbolo hermoso e imponente, esperanzador y trágico a la vez... como la frase que Jack grita casi volando sobre el barco “soy el rey del mundo”.

EE.UU. 1997

Director: James Cameron.

Reparto: Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Billy Zane, Kathy Bates, Bill Paxton.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo