"The Giver" (tetralogía) de Lois Lowry


“The worst part of holding the memories is not the pain. It's the loneliness of it. Memories need to be shared.”

"The Giver" es, sin duda alguna, una de las mejores tetralogías juveniles ubicadas en una distopia. En principio, se le agradece que, a diferencia de otras, no recurre a la conexión tradicional entre tomos, sino que a través de una conexiones entre personajes y tiempos (sin juegos de viajes al futuro o pasado) invita al lector a unir las piezas para encontrar las respuestas alrededor de los relevantes temas que aborda.

Las novelas que conforman la serie son:

  • "El dador de recuerdos" ("The Giver" en el original): Jonás vive en una comunidad perfecta aislada en la que a los doce años les es asignada a los miembros jóvenes la tarea que desarrollarán el resto de su vida. A él, le toca una labor única: Receptor de la Memoria. Conforme comienza su entrenamiento descubre secretos que lo llevan a cuestionar todo a su alrededor y a tomar una drástica decisión.

  • "En busca del azul": Kira, una adolescente con una pierna deforme, queda huérfana y debe hacerse útil para evitar ser dejada a su suerte y a mercede las bestias. Su talento para tejer parece ser la solución.

  • "El mensajero": Matty es enviado en busca de la hija del Vidente del pueblo antes de que sus fronteras se cierren por diferencias entre la gente. Mientras las diferencias se asientan, el bosque comienza a perecer.

  • "El hijo": Se conforma de tres relatos: "Antes" que sucede en distintos momentos de "El dados de recuerdos" y teniendo como personaje central a Claire, madre de Gabriel, el bebé con el que se encariña Jonás. En "Durante", Claire ha escapado la aldea y debe hacer un intercambio sin igual y en "Más allá de" finalmente consigue el reencuentro que ha estado buscando.

Este es el raro caso en que cada una de las partes es sólida y fuerte por sí misma y, en conjunto, son aún mejores. Lowry hace un trabajo minucioso en construir y presentar un universo que, aunque de ciencia ficción y con toques de fantasía, se siente cercano. Su pluma sumerge en la acción y rápidamente genera empatía sin sobre estimar en ningún momento al lector. Lowry presenta las piezas, el armado final está en manos del lector y con ello las revelaciones y reflexiones que hace sobre la conciencia, el medio ambiente, la tolerancia, la libertad, la sociedad y el gobierno.

A la tetralogía puede leerse en el orden que se prefiera sin ver afectado el efecto final. La cuestión está en leerla. Es un banquete que los sentidos y el intelecto agradecen pues permite ver, como la buena literatura, con una nueva perspectiva. Ya la clave está en la que abre la puerta, "El dador de recuerdos", que mejor metáfora puede haber para hablar de la memoria, de lo fue y lo que nos hace.

📖📖📖📖


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo