top of page

"Tangos, tequilas y algunas mentiras" de Celso García

"Tu vienes toda a mi encuentro y los dos desaparecemos un instante," Te quiero a las diez de la mañana, Jaime Sabines

Amor a la mexicana, amor a la argentina.

Cassandra Sánchez Navarro se confirma como una figura del cine mexicano con esta adaptación “Ocho apellidos vascos”, película española de 2014. Es Lu, por Guada-lu-pe, una bartender que apuesta con sus socias su parte del bar (que aún les debe) si consigue conquistar a Diego (David Chocarro), un cliente al que ya se le pasaron las copas y que no está del mejor humor. Total que esa noche de copas la deja con una nota prometedora. Lu, determinada a ganar la apuesta, se lanza a Argentina donde el recibimiento no es el esperado y donde termina fingiendo ser la novia con la que Diego se casará en tres días para así no decepcionar a su exigente madre.

“Tangos, tequilas y algunas mentiras” es una comedia romántica que sorprende porque acierta donde la mayoría falla y además aporta. En principio, Cassandra Sánchez Navarro está encantadora como Lu, pendiente de las apariencias y de mostrar “la mejor vida” en las redes sociales, viviendo bajo el lema “fake it till you make it!” (finge hasta lograrlo). Sánchez Navarro es muy angelada, tiene muy buen timing para la comedia, es efectiva en el drama y hace muy buena pareja con David Chocarro. Chocarro, más un actor de telenovelas y series, es una muy grata adición a la pantalla grande. Tiene gran presencia en pantalla, mucha galanura, encanto y vulnerabilidad y sabe actuar (porque el paquete no siempre incluye todo).

La gran virtud de “Tangos, tequilas y algunas mentiras” está en que entiende el género, entiende la obra original y entiende las cultura mexicana y la argentina. Sí, muchos de los chistes versan sobre ello y surten efecto por lo mismo, porque hay aspectos que ya son universalmente conocidos y graciosos sobre mexicanos y argentinos y otros que se descubren en el filme. Más, aún, no necesita forzar los chistes, llegando a esos casos donde más que risa da pena. Aquí, hay carcajadas. Por ejemplo, un gran momento es la primera cena de Lu, una vegetariana, con Martina (Soledad Silveyra), su suegra, una ganadera, quién obvio insiste y no estará tranquila hasta verla comer carne. Otro más se da en un partido donde Lu termina improvisando una porra al ritmo de “Suave” de Luis Miguel, claro, con otra letra. ¡Hilarantes!

Hablando de la suegra, Soledad Silveyra está fantástica como Martina. Es la típica mamá que quiere lo mejor para su hijo y que ha esperado siempre lo mejor de su hijo. Inicia tremendamente exigente, queriendo comprobar que Lu es la decisión correcta para su hijo (y eso que no sabe que es mexicana, país que no le trae especialmente buenos recuerdos), pero conforme avanza la cinta, el personaje también va adquiriendo más dimensión e incluso tiene historia propia con Tona (por Tonatiuh o Antonio, según sea la historia, real o ficticia, a cargo de Emilio Guerrero), un actor mexicano (sí, también, imagínense), que le hace segunda a Lu y David. Luego están Ximena Sariñana y Pilar Santacruz como las mejores amigas y socias de Lu. Un gusto ver de nuevo a Sariñana en cine. Anahí Allué tiene también una breve participación como una pragmática y demandante directora de casting (porque se necesitan dobles para la boda falsa).

“Tangos, tequilas y algunas mentiras” conecta porque se funda sobre lo más humano, el miedo. Lu tiene miedo de no ser lo que se espera, de ser poco; David tiene miedo de no estar a la altura de las expectativas de su madre, de fracasar. Entonces, en su aparentar para ocultar el miedo, Lu y David enredan todo. Ella lo engaña a él, él engaña a su madre y la bola de nieve se hace más y más grande, no digamos que en el inicio también se engañan no queriendo aceptar que se gustan, ya después no pueden evitarlo. En “Tangos, tequilas y algunas mentiras”, sí hay tango, sí hay tequila y también hay, mentiras, una combinación que se sirve bien y que bien sirve para mostrar que el amor vence al miedo (no en balde la cita del poema de Sabines que es pieza clave en la historia) y para demostrar que se pueden hacer buenas comedias románticas mexicanas. ¡Salud por eso y salud por “Tangos, tequilas y algunas mentiras!

❤️❤️❤️1/2

EE. UU. 2023 - 1h 36m



Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page