Sin escape

Taylor Lautner pone a prueba su popularidad, empieza su carrera en solitario como protagonista e intenta diversificarse con “Sin escape”, filme que coproduce y que inevitablemente remite a “Identidad desconocida” (2002).



En esta ocasión el actor, mejor conocido por su papel de hombre-lobo en la saga “Crepúsculo”, interpreta a Nathan, un preparatoriano con gusto por la diversión que ve su vida alterada cuando descubre una foto de su infancia en un sitio de niños desaparecidos. Entonces, inicia una desenfrenada persecución en la que intenta descubrir quién es en realidad y, desde luego, porque es un objetivo tan codiciado para un grupo de asesinos rusos y la CIA. La aventura la recorre por accidente con Karen (Lily Collins), la vecina y compañera de clases que lo atrae y con quien hace el hallazgo inicial. Para el joven el escape no resulta tan difícil, sus padres adoptivos, previendo un escenario así, lo habían preparado; adicionalmente recibe ayuda de su psiquiatra (Sigourney Weaver), otro agente encubierto.


Aunque con una cierta lógica por su selección, sobre todo por la parte que remite al físico requerido para la parte y la experiencia de Lautner en cuanto a escenas de acción, “Sin escape” resulta en una selección paradójica para el actor pues el grueso de sus fanáticos son mujeres que difícilmente se interesarían en un thriller. Sin embargo, parece que su atractivo, las muestras que de él se hacen, las secuencias con aires de James Dean y los trazos de romance fueron suficientes. Con un presupuesto de 35 millones de dólares, el filme pasó los 80 en ganancias convirtiéndose en un modesto éxito.


La trama propone poco. El reparto incluye a figuras probadas en papeles de soporte entre quienes se encuentran Alfred Molina, Jason Isaacs y Maria Bello. El resultado es un filme palomero con secuencias vistosas, un par de estrellas en asenso y un ritmo adecuado que cumplen al entregar entretenimiento ligero y, sobre todo, lucimiento físico, que no histriónico, para su protagonista. “Sin escape” es un buen escaparate para Lautner quien, no obstante, debía mostrar mayor rango en futuros filmes a menos que quisiera que su carrera termine haciéndole honor al de ésta y que la dirección no sea una carrera longeva.

Abduction

EE.UU. 2011

Director: John Singleton.

Reparto: Taylor Lautner, Lilly Collins, Sigourney Weaver, Maria Bello, Alfred Molina, Jason Issacs.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo