Sensatez y Sentimientos

Reglas y emociones. Deberes y devociones.

Ubicada en la Inglaterra de principios del siglo 19, “Sensatez y sentimientos” presenta las alegrías y sinsabores de las hermanas Dashwood. Desamparadas tras la muerte de su padre y a merced de su medio hermano, Elinor (Emma Thomson) y Marianne (Kate Winslet) deberán enfrentarse a los contrastes del amor y a las exigencias de la sociedad, siempre acompañadas de su madre y su hermana menor. Están ya en edad casadera y, sin embargo, ni su carácter o sus habilidades las ayudan a concretar una relación. El tiempo sigue pasando y todo parece indicar que no lograrán una estabilidad emocional… ni económica.



Basada en la novela de Jane Austen, “Sensatez y sentimientos” examina la estructura social de la época donde el papel de la mujer se limitaba al de mera compañía, por no decir objeto decorativo. Para ellas estaba negada la posibilidad de ejercer una profesión o de poseer bienes. Sólo debían de tener y saber lo necesario. En consecuencia, para muchas su mayor ilusión era encontrar a su príncipe azul, aunque éste no siempre viniera acompañado de dicha. La cinta cuenta con grandes actuaciones de Winslet y Thomson, además de la dirección de Lee (“El tigre y el dragón”).


“Sensatez y sentimientos” estuvo nominada a siete premios de la Academia, de los cuales obtuvo el de Mejor Guion Adaptado para Thomson. En ella las hermanas muestran distintas formas de enfrentarse al destino que la sociedad parece haberles marcado. Su forma de amar, sentir y reflejarlo no puede ser más contrastante. Los amores de las hermanas Dashwood las llevan por intrincados senderos a través de los cuales parecerá no haber una salida segura. Aun así la sensatez de una y los sentimientos desbordados de la otra les enseñarán que la vida no es más que un juego donde nada parece tener sentido y, sin embargo, al final todo encajará en su justo sitio.

Sense and Sensibility

EE.UU. 1995

Director: Ang Lee

Reparto: Emma Thomson, Kate Winslet, Hugh Grant, Alan Rickmann and Gemma Jones.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo