Romeo y Julieta

Amor, pasión, romance, juventud y tragedia.

Romeo y Julieta son unos adolescentes que se enamoran perdidamente el uno el otro, sólo para poco después percatarse de que su amor es un imposible. Forman parte de familias rivales. Su relación es inconcebible. Pero su deseo es tan grande que están dispuestos a cualquier cosa con tal de vivirlo al máximo. Los límites a los que llegan consuman su amor y separan sus vidas.

Esta historia es uno de los grandes clásicos de la literatura y una de las obras más conocidas de su autor, William Shakespeare. Su trama ha sido llevada al cine infinidad de veces y adaptada a los contextos y géneros más variados (del musical “Amor sin barreras”, 1961 a la extravagante “Inframundo”, 2003). Y aun así, la versión de Zefirelli sigue siendo, de entre las clásicas –y quizás sobre todas-, la mejor.



Esta adaptación lleva al clásico a otro medio y crea en cierta forma un nuevo original. Es un absurdo intentar trasladar el texto literalmente a la pantalla, pero decidir qué eliminar resulta igual de difícil. Aun así, “Romeo y Julieta” lo logra principalmente mediante dos aciertos: rescatar los diálogos más representativos y llevar a la acción aquellos largos (baste mencionar el inicio de la obra y la batalla entre Tybalt y Romeo), y la elección de un reparto con un buen nivel histriónico y, sobre todo, acorde a las características de los personajes. Los roles centrales recayeron en actores desconocidos en su momento que están en el rango de edad de los personajes y por tanto logran transmitir genuinamente la pasión, inocencia e intensidad de aquellos que viven el primer amor. Aunado a esto, están la escenografía, vestuario y locaciones, y la frescura que se da a ciertas escenas como la del balcón, que hacen creíble y palpable cualquier situación y diálogo.

“Romeo y Julieta” se hizo de dos premios de la Academia (Mejor Vestuario y Cinematografía) en 1969 y estuvo nominada como Mejor Película y por la Mejor Dirección. Pero más allá de reconocimientos y las polémicas, ha pasado la prueba más importante: el tiempo. Años van, años pasan y esta propuesta sigue siendo la más fiel y la que mejor plasma la esencia del clásico.

Amar es pasión, dulzura, violencia, poesía y tragedia. Amar es vivir y morir para mantener vivo al amor.

Romeo and Juliet

Reino Unido/Italia1968

Director: Franco Zefirelli.

Reparto: Ollivia Hussey, Leonard Whiting, Pat Heywood, John McEnery, Milo O’Shea y Michael York.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo