Regreso a Cold Mountain

Amor, guerra y paciencia.

Ada Monroe (Nicole Kidman) es una joven recatada que acompaña a su padre, un predicador, a Cold Mountain en el Norte de Carolina. Ahí, Ada conoce a W. P. Inman (Jude Law), quien pronto parte para unirse a las tropas en la guerra civil. La pareja decide continuar y ve en dicha promesa un motivo para seguir luchando. Ada aprende a sobrevivir y hacer las cosas por su propia mano, mientras Inman, cansado de los embates de la guerra, sufre las consecuencias de la deserción.



“Cold Mountain” es una cumplidora adaptación de la novela homónima de Charles Frazier. En esta ocasión Minguella logra de nuevo una historia interesante donde los protagonistas deben enfrentar la distancia y confirmar su amor, aunque sin la maestría de otros de sus trabajos como “El paciente inglés” (1996). Aun así, “Cold Mountain” tuvo una buena respuesta por parte de la crítica y consiguió nominaciones a premios como los Globos de Oro y el Oscar. Éste último le fue otorgado a Renee Zellweger como Mejor Actriz de Reparto por una de las actuaciones más destacadas del año y luego de contar en ésta con su tercera nominación consecutiva, todas por trabajos completamente distintos (“El diario de Bridget Jones” una comedia en 2001, el musical “Chicago” en 2002, y “Cold Mountain” un drama en 2003) y donde demuestra la amplitud de su talento. Además de Zellweger, Kidman y Law brindan buenas actuaciones, pero el buen desempeño no se limita a los actores principales. Natalie Portman y Philip Seymour Hoffman, por citar sólo a los más conocidos, sacan provecho de sus personajes y brillan los pocos minutos que tienen de pantalla.


La cinta tiene entre sus ventajas una buena fotografía y una buena banda sonora, amén de todas las características que requiere una película de época. La mano de Minguella se nota. Sin embargo, “Cold Mountain” falla en un punto básico, el guion. La trama principal es un tanto floja y se salva por los factores anteriores, y principalmente por una historia secundaria, la de Ruby (Zellweger), una encantadora campesina marimacha. Aficionados al romance y el drama, ésta es una buena opción que se cuece a fuego lento. Seguidores de la acción y los efectos especiales, absténganse.


Esperanza, amor, redención, segundas oportunidades y fe se viven en tiempos de guerra donde se retrata lo que sufren y viven aquellos que se van a las trincheras y aquellos que se quedan. La espera es larga y tormentosa. La rutina se transforma. Y lo único que sostiene es el aferrarse a una promesa, a algo, por imposible que sea. Mientras se tenga una ilusión hay un anhelo, mientras se tenga un anhelo hay futuro.

(Cold Mountain)

EE.UU. 2003

Director: Anthony Minghella.

Reparto: Jude Law, Nicole Kidman, Renee Zellweger. Natalie Portman y Philip Seymour Hoffman.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada