¿Quieres ser John Malkovich?

“No te interpongas en mi camino de actualizarme como hombre,” Lotte Schwartz.

Originalidad, frescura, perspicacia e inteligencia son sólo algunos de los ingredientes que Charlie Kaufman (“Confesiones de una mente si recuerdos”, 2002, “El ladrón de orquídeas”, 2002, “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”, 2004) le ha brindado al cine Hollywodense, en particular, y al séptimo arte, en general. El guionista convertido en director (“Sinécdoque, Nueva York”, 2008) ha demostrado que existe un cine que no puede negar a su autor primigenio.



“¿Quiéres ser John Malkovich?” fue su primer guion en ser filmado. La surrealista historia se centra en Craig (John Cusack) un titiritero desempleado que consigue trabajo en el piso 7 ½ de un edificio. Ahí, Craig se encuentra con una puerta que al ser cruzada lo lleva por 15 minutos al interior del actor John Malkovich. El portal se convierte en un negocio adicional para Craig quien se asocia con Maxine (Catherine Kenner), su compañera de oficina. Pero la posibilidad de ser John Malkovich empieza a ser una actividad codiciada, algunos desean permanecer más tiempo, otros alargar su juventud, y Lotte (Cameron Diaz), esposa de Craig, descubre la posibilidad de ser otro y vivir un romance con Maxine.


Spike Jonze toma con convicción y sin cortapisas el guion de Kaufman. Es un entramado complejo y lleno de ideas que está bien hilvanado y no pierde en ningún momento ni ritmo ni interés. “¿Quieres ser John Malkovich?” no decae en ningún momento y así como sorprende en su planteamiento lo hace en su desarrollo, culminando con éxito. El guion cayó en manos de Jonze por medio de Francis Ford Coppola, su suegro, a quien Kaufman se lo envió inicialmente. Inmediatamente el también actor se ofreció para llevarlo a la pantalla grande.


Parte del encanto de “¿Quieres ser John Malkovich?” está en sus personajes y las interpretaciones de sus actores. John Cusak es subversivo y tímido como Craig, Catherine Kenner imponente como la inteligente Maxine, y Cameron Diaz irreconocible como la poco agraciada y con tendencias lésbicas, Lotte. La cereza en el pastel la pone la participación del propio John Malkovich, quien más que interpretarse a sí mismo, representa una versión de su imagen pública. El actor se mostró reticente a participar en un principio, pero finalmente cedió. Verlo como un hombre poseído por otros e incluso por sí mismo cuando es él quien cruza el portal hacia su interior es una delicia, divertido y una cátedra de actuación.


Ganadora del Premio Fipresci en el Festival de Venecia y del Premio Saturno al Mejor Filme de Fantasía, “¿Quieres ser John Malkovich?” se hizo también de tres nominaciones al Oscar por Mejor Actriz de Reparto (Kenner), Mejor Director y Mejor Guion Original. Es un filme rico, sumamente rico, lleno de temas y lecturas. Es sobre la identidad, el voyerismo, la autoconciencia, el comercialismo, el poder, la celebridad, el narcisimo y la mortalidad. Es sobre ser... sobre la posibilidad de ser otro, de abandonarse un momento, liberarse y abrazar otra realidad. Y la de John Malkovich parece no ser nada aburrida, por el contrario, o tú, ¿no quieres ser, aunque sea por 15 minutos, John Malkovich?

Being John Malkovich

EE.UU. 1999

Director: Spike Jonze.

Reparto: John Cusack, Cameron Diaz, Catherine Keener, John Malkovich.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada