"¡Que arda Tebas!" de Américo del Río

"¡Que arda Tebas!" ¡Que arda!

Un grupo de actores está en el día de estreno de una versión posmoderna de "Edipo Rey". El director, Santiago Cruz Mendiola (Américo del Río), es joven y sus intenciones son aprovechar la presencia de autoridades importantes para hacer llegar su "mensaje" de denuncia social. Todo se ve en riesgo cuando uno de los actores (Enrique Arreola) no aparece y entonces Santiago comienza a hacer cambios, la función debe de continuar.

"¡Que arda Tebas!" tiene la cualidad de toda buena comedia: es divertida e inteligente. A través de los enredos en que se ven los personajes, una combinación de actores de trayectoria con principiantes, como sucede, por cierto, con el mismo elenco, se dialoga en torno al teatro, los retos que representa, los sistemas alrededor de él, la política, los fondos y estímulos, las dificultades que atraviesan los actores en un trabajo que es por temporadas y cuando, a veces, se debe aceptar algo para pagar la renta. También está la crítica a aquellos realizadores pretenciosos, que juegan con los clásicos y que creen que pueden reinventarlos o "darles algo nuevo". Está el hablar de esa magia que sucede en el escenario, de ese momento que, aunque se repite en cada función, nunca vuelve a ser igual, de esa comunión con el público y del privilegio que es estar en un escenario.

El texto de Américo del Río es ágil, ocurrente y crítico, dándole oportunidad a cada actor de lucir. La dirección de Juan José Tagle está al punto, sacando lo mejor de cada uno de los actores en una escenografía mínima, destinada precisamente a eso, a que brillen los actores. Vale la pena hablar en especial de Lucero Trejo, quién hace a Carmina, una actriz madura que se ha dejado en la vida en las tablas y de Enrique Arreola, Alberto, el responsable de "todo el numerito". Trejo le da a Carmina la dimensión que requiere Carmina como una figura que brilla, pero inminentemente ve que las luces comienzan a apagarse para ella. Arreola es trágicamente divertido. Alberto no sabe hacer otra cosa, pero es vulnerable y en sus fantasmas del pasado está el alcoholismo que puede hacerlo perder todo de nuevo. Enrique le da tales matices que uno desearía poder abrazarlo y decirle que todo estará bien, pero las rizas se anteponen.

El escenario está "en llamas" en "¡Que arda Tebas!" y ¡Que arda! entre carcajadas y en medio de un oficio que es, se hace y comparte eso, emoción, vida y pasión pura.

🔥🔥🔥🔥

Elenco: Lucero Trejo, Enrique Arreola, Hamlet Ramírez, Samantha Coronel, Luz Olvera, Miguel Narro, Francisco Yllana, Estephany Hernández y Américo del Río


Lunes, martes y miércoles, 20 horas

Teatro Helénico

Del 18 de marzo al 23 de mayo


2 visualizaciones0 comentarios