Psicosis

“¿Está seguro de que no le gustaría quedarse un poco más? ¿Sólo para platicar?” Norman Bates

Crimen, temor y suspenso.



Marion Crane (Janet Leigh) es una joven que decide huir con 40 mil dólares para ayudar a su amante. En el camino se ve obligada a parar en un hotel y pasar ahí la noche. Entre remordimientos y miedos, Marion enfrenta una inesperada situación que pondrá fin a sus planes.

“Psicosis” es sin duda alguna el filme que marca un antes y un después en el cine de terror, sobretodo en lo que se refiere al cine moderno. Este clásico ocupa el número 18 en la lista de las cien Mejores Películas del American Film Institute y hoy en día, como hace varias décadas, sigue perturbando a quien la mira.


El manejo del suspenso, la intriga y la zozobra que se siente escena tras escena son el resultado del magnífico y cuidadoso trabajo que Hitchcock realizó. En “Psicosis” nada sobra. El guion, la dirección, la edición y la música contribuyen para hacer que primero el público se identifique con Marion y quiera saber qué sucederá con esta prófuga enamorada. Después, viene la sorpresa cuando la muerte la sorprende. La protagonista no existe más. Y, sin embargo, nacen una nueva empatía y un nuevo protagonista, el asesino. Al igual que en el caso anterior, son los pequeños deslices, los pequeños flaqueos, los que logran esa relación, los que desencadena en el remordimiento y en el miedo a las consecuencias de los actos consumados. Hitchcock dirige más que a los actores, al espectador, sus emociones y reacciones.


Lo mejor está en que “Psicosis” sacude al espectador gracias a la mesura. Baste recordar la famosa e histórica escena de la regadera. No hay heridas. Y sangre... hay poca. Sangre en blanco y negro que impacta más que cualquier rojo intenso. El manejo de las situaciones y el acoplamiento artístico de los elementos son más importantes que cualquier detalle gráfico. Menos, es más.


Esta obra maestra es una muestra más del ojo ciego de la Academia, pues, aunque recibió cuatro nominaciones no fue galardonada con ninguno. Hitchcock siempre fue y será uno de los grandes cineastas de todos los tiempos ignorado por el premio más reconocido. La cinta es también el inicio de una serie de secuelas con pobres resultados. En 1998 Gus Van Sant hizo también un remake del clásico imitándolo escena por escena, cuadro por cuadro, donde los aciertos perdieron su encanto en blanco y negro cuando adquirieron color.


“Psicosis” conecta con el espectador, se mete en él y en sus temores, pues éstos no sólo están en el exterior. El verdadero miedo, el más grande, está en aquello de lo cual se es capaz... hasta dónde se puede llegar... cuál es el límite... qué consecuencias puede traer y qué marcas imborrables deja en la propia piel y, sobre todo, en el alma.

(Psycho)

EE.UU. 1960

Director: Alfred Hitchcock.

Reparto: Janet Leigh, Anthony Perkins, Vera Miles, Frank Albertson y Josh Gavin.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo