Orson Welles y yo

“Todo lo que sé es que lo que sea que acabe siendo, actuar, escribir, música, obras… quiero ser parte de esto,” Richard Samuels.

Así como hay personajes destinados a la leyenda, hay filmes simplemente, para bien y mal, sentenciados... Ése es el caso de “Orson Welles y yo”.



Basado en la novela de Robert Kaplow y en la experiencia de Arthur Anderson con el renacentista (actor, director, escritor, editor, productor, etcétera, etcétera) Orson Welles (responsable a los 26 de “Ciudadano Kane”, obra maestra del séptimo arte) mientras se montaba “Julio César” de Shakespeare en Broadway.


Zac Efron, en su primer buen esfuerzo post “High School Musical” (2006-2008), es Richard Samuels, un adolescente que por accidente acaba obteniendo el papel de Lucius en el primer montaje del teatro Mercury. El estreno se ha atrasado ya varias veces y debe darse en una semana. En esos días Richard es deslumbrado por el caos y el estrés tras bambalinas y la magia del escenario. Conoce a Sonia Jones (Claire Danes), asistente del montaje que lo cautiva y le enseña, voluntaria e involuntariamente, un poco más sobre los sinsabores de la industria, y, desde luego, al genio: Orson Welles (Christian McKay)… monstruo de inspiradoras luces y sombras devastadoras.


“Orson Welles y yo” brilla como radiografía del teatro: las horas interminables para ensayos donde nada termina de encajar, los chismes y las intrigas, los peligros del escenario, las peculiaridades y los egos de los histriones, en medio del desbalance de un creador para quien todos los demás son personajes secundarios… Welles, como seguramente habría sido su deseo, es la estrella aquí.


Christian McKay, reconocido como Artista Nuevo por la Asociación de Críticos de Austin y Mejor Actor de Reparto por el Círculo de Críticos de San Francisco, absorbe la presencia del americano imponiéndose como una figura llena de seguridad. McKay hace vibrar la pantalla mostrando las contradicciones de un hombre que un minuto podía destrozar a cualquier, al siguiente alabarlo y todos los demás prometerle que todo el esfuerzo, los cambios y las esperas eran porque se estaba haciendo historia. En muchos casos la historia no se terminó, pero en los que lo hizo el drama previo desaparecía ante la grandeza del resultado. Ésa era la magia del Gran Hombre y esa magia está aquí.


Reconocida como Mejor Filme Independiente por el National Board Review y ganadora del Austin Film Award, “Orson Welles y yo” es una digna acompañante de un personaje legendario. Con un presupuesto reducido, buena aceptación del público en Cannes y Toronto y elogios por parte de la crítica, el filme no consiguió una buena distribución. Parecía sentenciado al mismo tiempo a la gloria y el silencio… y en cierta parte ese ha sido su destino: un lugar destacado en el culto a lo independiente, a aquello que brilla entre todo lo demás… donde cualquiera podría estar con el mito y ninguno alcanzar su esplendor.


Me and Orson Welles

EE.UU./Inglaterra 2008


Director: Richard Linklater.

Reparto: Zac Efron, Claire Danes, Christian McKay.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo