Operación Valkiria

“Recuerden, esta es una operación militar. Nada sale nunca de acuerdo con el plan.” Ludwig Beck

Expectación y suspenso.

La operación Valkiria era el plan para seguir por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial en caso de una invasión por parte de los Aliados y la muerte de Hitler. La operación tomó otro significado cuando un grupo de militares encabezados por el coronel Claus von Stauffenberg (Tom Cruise) decidió utilizarla para orquestar la muerte del führer, tomar el poder, evitar el deterioro de Alemania y poner fin a la guerra. Su fracaso llevó al arresto de 700 militares y al fusilamiento de otros 200, entre ellos Stauffenberg.



“Operación Valkiria” es un caso singular. El proyecto generó expectativas desde sus inicios. El que Bryan Singer (“Sospechosos comunes”, 1995) estuviera al frente, que el tema estuviera ubicado en el holocausto y que fuera el siguiente proyecto de Tom Cruise, tras la prometedora, pero fallida “Leones por corderos” (2007), no hicieron más que incrementar el interés. Muchos la incluyeron en sus listas de películas candidateables a cualquier cantidad de premios. Sin embargo, la vida pública de Cruise (incluidas Katie, Suri y la Cientología), problemas durante la filmación, la reacción ante la posibilidad de que el ‘gran héroe’ americano encarnara a un nazi, y los constantes cambios en la fecha de estreno sembraron la semilla de la desconfianza. Algo parecía no estar bien. El santito se le cargó principalmente a Cruise. Lo cierto es que “Operación Valkiria” no se ubica en ninguno de los dos extremos.


La película funciona como un meticuloso thriller histórico a pesar de que es inevitable que el público conozca el desenlace. Synger entrega un producto bien elaborado y consistente a pesar de un par de problemas en el guion (principalmente la veracidad de las intenciones de los subordinados). La dirección de arte y la fotografía son impecables. El reparto está conformado por actores de primera línea entre quienes destacan Keneth Branagh y Tom Wilkinson. En cuanto a Cruise, su trabajo es bueno a secas. Definitivamente no es su mejor trabajo ni está a la altura de sus interpretaciones en filmes como “Magnolia” (1999) y “Nacido el 4 de julio” (1989), aunque también es cierto que el personaje requiere más bien de una interpretación contenida, si bien no hubiera estado de más un mayor despliegue de autoridad y carisma por parte del actor. Si está hablada en inglés y sin un acento alemán es pecata minuta cuando lo realmente relevante es el fondo. “Operación Valkiria” lejos está de ser el vehículo que Cruise esperaba para conseguir si no el premio de la Academia, una nominación, más aún en un año tan competido y con actuaciones de gran nivel.


En un año donde los filmes sobre la Segunda Guerra Mundial parecían estar de moda, “Operación Valkiria” no es lo mejor del catálogo, pero sí un filme recomendable. Sus intenciones son buenas y buscan mostrar que no todos los alemanes estaban de acuerdo con Hitler. Irónicamente el resultado final de la cinta es similar al de la operación que le da nombre... parece estar a punto de anotar, pero en el último momento se percata de que todo ha sido una ilusión.

Valkyrie

EE.UU. / Alemania 2008

Director: Bryan Singer.

Reparto: Tom Cruise, Bill Nighy, Keneth Branagh, Tom Wilkinson, Terence Stamp.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo