"Nueve perfectos extraños"

"Bienvenidos a Tranquillum" es la promesa, pero poco parece haber de tranquillo en el resort.

Concluida "Nueve perfectos extraños" uno puede ponerla en su justo lugar y diferenciarla de "The White Lotus" con la cual sí comparte ciertos elementos, pero, siendo justos, cada una tiene identidad y valores propios. En ella, un grupo de huéspedes llegan al misterioso Tranquillum, lugar de difícil acceder y del que no hay redes sociales. En el grupo están los Marconi, una familia de tres en duelo por la muerte de uno de sus hijos; Jessica (Samara Weaving), una influencer, y su esposo Ben (Melvin Gregg); Tonny (Bobby Cannavale), una otrora estrella de fútbol americano con un problema de adicciones; Carmel (Regina Hall), una madre soltera que no supera que su ex la dejara por otra; Frances Welty (Melissa McCarthy), una novelista comercial y Lars Lee (Luke Evans), un reportero gay con una agenda propia.

Cada uno de los episodios se centra en uno de los días en Tranquillum. Con cada uno, conforme avanza la terapia, nuevos aspectos de los personajes comienzan a revelarse al igual que de las técnicas poco ortodoxas a las que están siendo sometidos. Y no, tampoco es que sean tan extremas (o quizás es cuestión de gustos), pero son lo suficientemente atípicas como para hacer dudar, más aún conforme se va descubriendo más de Masha (Nicole Kidman), la directora del centro que parece de lo más zen hasta que su pasado comienza a salir y las amenazas que recibe no suenan tan fuera de lugar.

"Nueve perfectos extraños" es un thriller luminoso que tropieza y recupera gracias a su premisa que, aunque no decepciona, tampoco vive del todo a las expectativas que construye en sus inicios, pero, más aún, gracias a un elenco que está espectacular y del que destacan la propia Kidman, Melissa McCarthy (qué gran actriz es y qué maravilla que haya escapado de ser encasillada en la comedia) y Michael Shannon, el atormentado padre de los Marconi que ha impactado positivamente a cientos de estudiantes, pero fue incapaz de hacerlo con su propio hijo.

Mientras en "The White Lotus" el catalizador es el propio hotel, en el que los personajes se mueven en libertad y sin mayor relación entre ellos, en "Nueve perfectos extraños", es el choque entre desconocidos, bajo una guía desconocida y dentro de un ambiente abierto, pero claustrofóbico, lo que construye su discurso de catarsis, redención y liberación.

📱📱📱1/2

EE. UU. 2021 - 8 Episodios de menos de 1 hora


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo