Noches de encanto

Christina Aguilera debuta en el séptimo arte en “Noches de encanto”, la opera prima de Steve Antin, hermano de Robin Antin, creadora de las “Pussy Cat Dolls”, grupo con el cual cantó la intérprete en 2002 generando la idea para esta producción. El resultado es un musical que destaca precisamente en ese rubro y, prácticamente, falla en todos los demás a causa de un guion inconstante y lleno de clichés.



Ali (Aguilera) es una huérfana de Iowa que viaja a Los Ángeles con la intención de convertirse en una estrella. El lugar que elige, por accidente, para comenzar es Burlesque, un centro nocturno en decadencia y a punto de la bancarrota. Tess (Cher), la dueña, la recibe con indiferencia y le niega una prueba (en el lugar se baila, no se canta, justamente el fuerte de Ali), pero Jack (Cam Gigandet), el cantinero con aspiraciones de compositor, le ofrece una oportunidad como mesera. Así cuando Nikki (Kristen Bell), la conflictiva estrella del centro nocturno, es despedida, Ali obtiene la oportunidad que se ve afianzada cuando un intento de sabotaje la obliga a cantar. Mientras su carrera asciende, su vida personal se ve envuelta en una serie de confusiones entre su amistad-romance con Jack y el atractivo y poderoso Marcus (Eric Dane), el hombre que le ofrece una carrera de mayores dimensiones y que, por si fuera poco, presiona para comprar (y está a punto) el Burlesque.


Con un agradable estilo, una adecuada cinematografía y, sobre todo, el enorme talento de sus dos protagonistas, “Noches de encanto” consigue precisamente la suficiente dosis de encanto para apenas superar sus múltiples fallas. La principal: una trama que no termina por decidirse entre la línea argumental de Ali y la crisis corporativa de Tess. Aun así, los números musicales están bien logrados y el talento a cuadro, a pesar de su eclecticismo, sale avante. Entre ellos están, en un papel que ya se la ha visto antes, Stanley Tucci como Sean, el amigo gay y mano derecha de Tess y Peter Gallagher como Vince, el exmarido y todavía socio de la susodicha. Gigandet, por su parte, tiene en sus manos, al igual que Kristen Bell, un rol que le permite mostrarse en otra faceta. El primero, además, saca provecho de la que quizá sea la más pícara escena de la película y que involucra una caja de galletas y una pijama.


Comparado con los debuts de Britney Spears y Mariah Carey, el de Aguilera es afortunado. La cantante tiene una fuerte presencia y está a la altura de la legendaria Cher. “Noches de encanto”, nominada al Globo de Oro como Mejor Película de Comedia y Musical y dos veces en el rubro de Mejor Canción Original (lo obtuvo por “You Haven’t Seen the Last of Me”), las muestra haciendo lo que mejor saben hacer y eso, a pesar de la poca creatividad y la reducción del verdadero burlesque (mucho más picante y erótico), es suficientemente encantador.


Burlesque

EE.UU. 2010


Director: Steve Antin.

Reparto: Cher, Christina Aguilera, Cam Gigandet, Steve Buscemi, Eric Dane, Kristen Bell, Allan Cumming.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo