top of page

"No te preocupes cariño" de Olivia Wilde

"No te preocupes cariño"... hay promesa, protección y condescendencia.

Con "No te preocupes cariño" Olivia Wilde continúa su muy exitoso debut como directora luego de "La noche de las nerds" por la que incluso recibió el premio a la Mejor Ópera Prima en los Independent Spirit Awards. "No te preocupes cariño" viene de la Black List de 2019, es decir, de la lista donde se incluyen los mejores guiones de Hollywood que aún no se han filmado. La película, para bien o para mal, ha estado envuelta en controversia. Primero que si Shia LaBeouf fue despedido o renunció, luego que si Florence Pugh no estaba cómoda con él (sus personajes tienen intimidad) o si tuvo diferencias con Wilde, que si la filmación fue problemática, que Harry Styles (quién sustituyó a LaBeuuf) y Wilde son pareja y, todavía más, que si Styles le escupió a Pine en la premiere. Total, mucho alrededor de la película y poco realmente sobre ella.

Alice (Pugh) es una ama de casa en Victoria, California. Es una ciudad construida por el Proyecto Victoria del que nadie sabe mayor cosa. Su esposo Jack (Styles), al igual que los otros esposos, no pueden decir nada de lo que hacen. La vida es prácticamente perfecta. Ellos van al trabajo, como reloj y en perfecta sincronía; ellas los reciben con elaboradas cenas y muy arregladas. Margaret (Kiki Layne) es el punto que desentona. "Algo está mal... todo es una mentira", dice. Cuando desaparece, Alice, quién no para de tener extraños flashasos se da a la tarea de averiguar.

"No te preocupes cariño" es una película ambiciosa que funciona mejor en algunos sentidos que en otros. En nivel de producción es impecable. La época está recreada de manera hermosa. Pugh es una gran protagonista y atrapa desde el primer momento. La premisa es interesante, pero, en cierta forma la hemos visto antes y es ahí donde tropieza la película.

Spoilers en este párrafo. "No te preocupes cariño" toma inspiración de cintas como "El origen", "Matrix" y "The Truman Show" (aunque también pueden verse referidas “Persona”, “Naranja Mecánica”, “The Stepford Wives”). Es decir, trata de una realidad dentro de la otra, siendo la primera falsa, en este caso, una simulación. La cuestión está en que cuando se revela la crítica que quiere hacer sobre el control masculino a través del matrimonio (de ahí la condescendencia del título), el discurso que tiene de liberación y empoderamiento femenino no termina de cuajar. Sí, es una película de ideas, pero sus ideas no están tan ordenadas y han sido vistas antes.

Entonces, aún y cuando Pugh hace su mejor esfuerzo y es, en gran medida, el salvavidas de "No te preocupes cariño", es imposible no sentir que el filme está hecho o es el resultado de otros previos. Vaya, incluso Alice recuerda al personaje de Pugh en "Midsommar", una joven atrapada en un colorido ambiente, no digamos que su nombre, Alice, recuerda al de "Alicia en el país de las maravillas". Como en aquélla, esta Alicia ha entrado, aunque no lo sabe, en el hoyo donde antes pasó el conejo.

Además de Pugh, Chris Pine roba cámara como Frank, fundador de Victoria. Están bien también Gemma Chan como Shelly, esposa de Frank y Olivia Wilde como Bunny, mejor amiga de Alicia y quién brinda un contrapeso. Bunny está en Victoria por razones distintas. Ella sabe. Harry Styles cumple, pero es inevitable pensar que desmerece frente a Pugh.

"No te preocupes cariño" funcionaría mejor si alargara menos la revelación y alargara un poco más el desarrollo de su propuesta ideológica. Hay ideas, pero se hacen un tanto bolas y no alcanzan a diferenciarse de otros filmes, a tomar voz y personalidad propia. "¿Estás listo para vivir la vida que mereces?" pregunta la publicidad de la película. Decidirlo tiene sus concesiones y es así donde, como la mente de Alice, a "No te preocupes cariño" se le confunden las ideas. En cualquier caso, el filme, a pesar de sus fallas o áreas de oportunidad, consigue un par de cuestiones que sin duda son virtudes: mantener intrigado y dejar pensado. Ya si cumple con lo primero o si las conclusiones de lo segundo valen la pena es otra cuestión de la cuál, cariño, quizás sí haya que preocuparse.

🎬🎬1/2

EE. UU. 2022 - 2h 2m


Entradas Recientes

Ver todo

تعليقات


bottom of page