Medianoche en París

“Ninguna tema es terrible si la historia es verdadera, si la prosa es limpia y honesta, y si confirma el coraje y la gracia bajo presión,” Ernest Heminghway (Corey Stoll).

Presentada en el Festival de Cannes, donde abrió la gala, “Medianoche en París”, proyecto retomado luego de que en 2006 resultará difícil solventar su producción, reafirma la genialidad de su autor al unir comedia y melancolía.



Gil (Owen Wilson) e Inez (Rachel McAdams) están, en compañía de los padres de ella, de viaje en París. Él, un guionista de Hollywood con sueños de saltar a los anales de la historia con una novela, se regocija ante el ambiente de la ciudad, ante la historia que hay detrás y la que está y puede ser escrita. Inez simplemente quiere pasear e ir de compras. Una noche, Gil se pierde. Mientras escucha las campanadas anunciar la media noche, un viejo Peugot se acerca. Sus pasajeros, nada más y nada menos que Scott (Tom Hiddlestone) y Zelda Fitzgerald (Alison Pill), lo invitan a una fiesta. Gil consiente y se embarca en una travesía que se repetirá en noches subsiguientes y que le permitirá conocer, entre otros, a Ernest Hemingway, Gertrude Stein, Pablo Picasso, Salvador Dalí y Luis Buñuel, aunque será Adriana (Marion Cotillard), una perspicaz y soñadora joven que ya ha sido amante de Modigliani y ahora lo es de Picasso, la que cause en Gil el mayor impacto.


Sumergirse en “Medianoche en París” es una experiencia tan mágica como exigente. Allen adereza la trama con una serie de referencias históricas establecidas por igual para generar momentos de risa y reflexión. Entre ellas está la propia auto-referencia. En algún momento Buñuel le da a Gil la idea para una película: “un grupo de personas se reúnen a cenar y cuando termina no pueden salir de la casa”. Simplemente no pueden. ¿Por qué hacerlo? “¿Por qué no?” responde el cineasta. Y lo mismo sucede con “Medianoche en París”. El truco no se explica y no hace falta. Es el pretexto, en este caso para hablar, para encantarse, con esos tiempos que fueron, con la añoranza del pasado. Es lo que le da magia a aquello que sucede cuando la noche ha llegado a la mitad.


Ganadora del Mejor Guion Original en el Oscar y nominada como Mejor Película, Mejor Director y Mejor Dirección de Arte, “Medianoche en París” es un exquisito viaje a la nostalgia, uno que recuerda, retoma y reutiliza todos los artilugios, temas e incluso algunos de los lugares comunes de su autor, con un dejo de frescura, una pizca de glamur, otro tanto de romance, algunos toques de arte y mucho, mucho, de aquello que hace de la ciudad de las luces un lugar de ensueños y verdades.

Midnight in Paris

España/EE.UU. 2011

Director: Woody Allen.

Reparto: Owen Wilson, Rachel McAdams, Kathy Bates, Marion Cotillard, Michael Sheen.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada