top of page

"Maxton Hall: El mundo entre nosotros"

La fórmula bien hecha, funciona.

"Maxton Hall: El mundo entre nosotros" es una adaptación de "Save Me" de Mona Kasten, la primera de una trilogía de novelas juveniles. La protagonista es Ruby Bell (Harriet Herbig-Matten), una estudiante inteligente y determinada que quiere ir a estudiar a Oxford. Ruby estudia en Maxton Hall, la prepa más prestigiosa gracias a una beca. Todo va acorde al plan hasta que Ruby atestigua un momento privado entre Lydia (Sonja Weiber), una estudiante, y el profesor Sutton (Eidin Jalali). Lydia le comenta a James (Damian Hardung), su hermano, que teme ser expuesta por lo que James, un arrogante heredero, estrella del equipo de Lacroze y popular entre los populares se apresta a dejarle a Ruby claro quiénes mandan. Su plan no sale como esperaba y Ruby y James deben ahora preparar la gala de beneficencia. La cercanía hará que entre ellos se encienda una chispa distinta de la del enojo.

El antagonismo del amor es uno de los grandes recursos en las comedias románticas y las historias de amor en general. Es, básicamente, el tener a los protagonistas expresando que no se quieren o gustan cuando es claro todo lo contrario. Aquí funciona muy bien. Una y otra vez Ruby y James se provocan. También es un acierto el que la serie no espera tanto. Construye tensión, pero también resuelve. En los seis episodios construye una historia de amor que supera la propia naturaleza de los protagonistas para luego enfrentar el que pertenecen a estratos sociales distintos. Sí, es una adaptación de una novela juvenil y juega bajo sus reglas, pero no cae en el amor tóxico como otras ("After", "A través de mi ventana"), más aún, incluso aborda la igualdad de género (con Lydia no teniendo las mismas oportunidades en su familia a pesar de ser más inteligente, pero es mujer) y también dándole mucha dimensión y lógica a sus protagonistas (y algunos personajes secundarios).

Ruby, por ejemplo, carga en su conciencia el sentirse responsable del accidente que dejara en una silla de ruedas. James no sabe quién es, lucha por hacer lo que quiere, pero tiene obligaciones y expectativas que pesan sobre él por ser un Beauford; es, además, maltratado por su padre. Harriet Herbig-Matten y Damian Hardung tienen gran química y son buenos actores. La serie los hará estrellas. En especial Hardung se convertirá en el sueño de muchas, muchos y muchxs. Es un tipo atractivo y la construcción del personaje le ayuda. Está creado para verse como un príncipe, con cabello rubio y lo suficientemente largo para que tenga un copete, con un físico de modelo que se explota constantemente, ropa que le permite lucirlo y combinaciones que lo hacen ver clásico, pero moderno (por ejemplo, el uniforme incluye saco y corbata, pero él no teme mostrar los tobillos dándole un cierto toque de rebeldía). Es de esas combinaciones que incluyen lo peligroso con lo vulnerable.

Esta primera temporada es al final de cuentas apenas el primer acto. La segunda ha sido confirmada apenas unos días después del estreno. Era de esperarse, "Maxton Hall" es un cuento de hadas contemporáneo con elementos de "Cenicienta" y, podría ser también, "El patito feo". Un cuento de hadas con mucho romance, pasión, tensión sexual y sí, un poco de sexo. Es la historia que se conoce, pero con un empaque lo suficientemente atractivo como para no querer evitarla e inscribirse también a Maxton Hall.

❤️❤️❤️

Alemania 2026 - 6 Episodios de alrededor de una hora


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page