Mar adentro

“Una vida sin libertad no es una vida,” Ramón Sampedro.

Ramón Sampedro (Javier Bardem) es querido por su familia. Tiene una hermosa vista desde su recámara. Escucha música, ve televisión. Recibe visitas. Utiliza una computadora y escribe con una pluma... en la boca. Ramón es parapléjico. Los últimos 26 años los ha pasado en el mismo lugar. Ha sido suficiente, Ramón ha solicitado permiso para morir. “Una vida en esta condición no tiene dignidad,” dice el hombre para quien cuando no se puede escapar y se depende de otros, “se aprender a llorar mientras se ríe”.



“Mar adentro”, ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia, es una aguda disertación sobre el derecho a decidir sobre la vida propia. Amenábar rescata los últimos días de la historia real de Sampedro quien vivió en Galicia, España, y en 1998 tuvo éxito al planear su muerte de tal forma en que nadie pudiera ser condenado por el crimen. El director español aborda la historia con respeto y teje el relato sin tomar partido a favor o en contra de la muerte asistida. Lo que Amenábar hace es mostrar el punto de vista de Sampedro. Hay mucha gente para la cual la parálisis no significa una limitante. Para Sampedro tener que utilizar una silla de ruedas era hacer una parodia de la libertad que una vez tuvo. No quiere vivir más, no le importa más la vida.


En el plano estético “Mar adentro” es una delicia. La fotografía retrata en vívidos colores los años mozos de Sanpedro y en tonos serenos su madurez. La dirección de arte, el vestuario y la música completan el cuadro. Javier Bardem hace de Sampedro un hombre con dignidad. Con su rostro, voz y actitud, el histrión llena al personaje de gentileza y carisma, de determinación y conciencia. Bardem consigue simpatizar con la audiencia a tal grado en que el espectador podrá estar a favor o en contra de la eutanasia, pero no será indiferente a sus sentimientos. A Bardem lo cobija un cuadro de primeros actores entre quienes destacan Belén Rueda como la abogada de Sampedro que sufre una enfermedad degenerativa y Lola Dueñas como la madre soltera que al igual que la abogada se ha enamorado de Ramón.


Nominada a 15 premios Goya (Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Director, y Mejor Guión Original, entre otros) de los cuales se llevó 14, la mayor cantidad que una película haya obtenido en la historia del Premio, “Mar adentro” es simplemente la historia de un hombre. La ganadora también del Oscar como Mejor Película Extranjera conmueve ante la humanidad y lógica de su protagonista.


El mar es profundo. Adentro están las respuestas. Hay que buscar. Sobre la vida, la muerte y su fin, ya Ramón Sampedro lo había dicho, “sólo el tiempo y la evolución de las conciencias decidirán si mi petición era razonable o no”.

The Sea Inside

España/Francia/Italia 2004

Director: Alejandro Amenábar.

Reparto: Javier Bardem, Belén Rueda, Lola Dueñas, Mabel Rivera.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo