Los otros

“Estoy empezando a sentirme totalmente aislada del mundo,” Grace.

“Los otros” es un artesanal, metódico e inteligente filme que funciona comercialmente y que además resulta significativo por otras situaciones. De entrada es el debut en lengua inglesa del director español Alejandro Amenábar, quien con “Tesis” (1996) y “Abre los ojos” (1997) dio muestras de su solvencia para manejar eficazmente el lenguaje cinematográfico y utilizarlo como vehículo para redondear sus historias. En esta ocasión, Amenábar no sólo ocupa la silla de director, también es responsable del guion y la música. Por otro lado, “Los otros” está destinada a ser recordada como la última colaboración entre Nicole Kidman y Tom Cruise, protagonista y productor, respectivamente. El filme fue estrenado la misma semana en que la pareja firmara el divorcio. Pero para Kidman el 2001 profesionalmente ha sido uno de sus mejores años. Además de “Los otros”, que por cierto estuvo a punto de no realizar, por un lado, debido a lo agotada que terminó tras su rodaje anterior, y por otro, a causa del obscuro tono de la historia, Kidman estrenó “Moulin Rouge” (su estreno previo), película por la cual obtuvo su primera nominación al Oscar.



Kidman interpreta a Grace, una protectora, estricta y religiosa madre. Ninguna puerta puede abrirse si el resto de las cincuenta puertas de la casa no están cerradas. Las ventanas deben estar siempre cerradas. Los niños, el temeroso Nicholas (James Bentley) y la berrinchuda Anne (Alakina Mann), son alérgicos a la luz. La familia vive sola en una aislada mansión invadida por la niebla. La Segunda Guerra Mundial ha terminado. El servicio escasea y cuando tres personas se presentan para ayudar, Grace agradece la coincidencia. Pero los nuevos inquilinos parecen no ser los únicos recién llegados. El mensaje que deben dar no es fácil de entregar y mucho menos de entender.


“El sexto sentido” (1999) es la primera referencia que viene a la mente cuando se ve “Los otros”, pero el cuidadoso trabajo de Amenábar lo sitúa más cerca del trabajo de Guillermo del Toro que de la inconsistencia y predictibilidad que M. Night Shyamalan ha mostrado en posteriores películas. “Los otros” se sirve de las atmósferas, los detalles y un ritmo pausado, pero constante que desde un inicio atrapa la atención y que poco a poco va elevando la tensión. Amenábar evita los efectos especiales y opta por movimientos de cámara, efectos de sonido y una precisa iluminación. Justamente ése es uno de los giros que le da al género. Los personajes no le temen a la obscuridad, le temen a la luz. Nicole Kidman con su belleza clásica y nívea tez da una de sus mejores actuaciones como la preocupada madre que se niega a creer. Alakina Mann destaca por su efectiva réplica y aguda interpretación como la perturbada niña que ve y oye, pero a quien nadie cree.


“Los otros” se hizo de 15 nominaciones a los premios Goya. Obtuvo 8 incluyendo Mejor Director, Mejor Guion Original y Mejor Película, convirtiéndose en la primera cinta en recibir dicha distinción sin contar con una sola palabra en español. El juego en el que sale victorioso es el de las sombras donde un umbral parece haberse abierto. Ya no es claro que es verdad y que es mentira, pero sobre todo, ya no es claro quiénes son los otros.

The Others

EE.UU./España/Francia/Italia 2001

Director: Alejandro Amenábar.

Reparto: Nicole Kidman, Alakina Mann, James Bentley, Fionnula Flanagan.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo