Los olvidados

Desolación, pobreza, hambre y realidad.

México en una década de los cincuenta que parece no tener tiempo. Pedro y Jaibo son un par de niños cuyo destino es poco alentador y luchan por pasar y sobrevivir el día a día. El primero y más joven oscila entra la responsabilidad y la delincuencia. El segundo ya ha tomado el camino equivocado. Las situaciones e influencias parecen construir un laberinto que condenará el rumbo de Jaibo a la vez que muestran lo árido del paisaje. Meche, El Ojitos y el ciego Carmelo completan el cuadro. Sus existencias de tintes grises los han encerrado y limitado sus opciones. No son buenos ni malos. Simplemente son.



Considerada como una de las obras maestras del incomparable Luis Buñuel, “Los olvidados” corresponde a su periodo en México, país donde realizó películas como “Gran Casino” (1946) y “El gran calavera” (1949), entre otras. “Los olvidados” es uno de esos trabajos que polemizó en su momento y con el tiempo se instauró como inmortal. Y es que esta cinta retrata la pobreza desde una óptica desesperanzadora. Su tono realista con toques de surrealismo toca por instantes al documental.


Para su realización Buñuel visitó varias de las zonas más pobres de México de donde obtuvo elementos necesarios para nutrir y vestir de manera adecuada su historia. Tras su estreno en México el 9 de diciembre de 1950, la reacción del público y la crítica provocaron que fuera retirada de cartelera tres días después. El reflejo era demasiado incómodo. Fue hasta su triunfo en el Festival de Cannes donde recibió el premio al Mejor Director, que el filme fue revalorado por el público mexicano. La crítica terminó por premiarlo con 11 Arieles, incluyendo los de Mejor Película, Director, Guion y Edición. En “Los olvidados” nada fue relegado y todo ocupa su justo lugar.


“Los olvidados” es un trabajo emblemático de Buñuel, con su sello en cada cuadro y un poderoso simbolismo. La fatalidad, la capacidad de soñar, las ilusiones rotas y la irracionalidad rodean a un grupo de actores poco conocidos que encarnan sin cortapisas sus personajes. Este drama no es para aquellos que quieran sentirse bien o con ánimos. “Los olvidados” deja marcas y descubre fantasmas.


El retrato de estos olvidados no se limita únicamente a México. Aquí y en muchos rincones del mundo al igual que hace varias épocas sigue habiendo olvidados. Y lo peor es que ese olvido ya no se limita a la cuestión económica. El abandono sigue presente y sigue consciente y convenientemente olvidado.

México 1950

Director: Luis Buñuel

Reparto: Roberto Cobo, Alfonso Mejía, Alma Delia Fuentes, Javier Amescua y Jesús Navarro.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo