Los juegos del hambre

“Que la suerte esté siempre de tu parte,” Katniss Everdeen.

Anunciada como la próxima gran franquicia proveniente de la literatura juvenil, luego de la conclusión de la saga de “Harry Potter” (2001 a 2011) y la ya cercana conclusión de la de “Crepúsculo” (2008 a 2012), “Los juegos del hambre” llegó a la pantalla grande precedida de una cuidadosa campaña mercadológica y muchas expectativas.



Ubicada en una sociedad distópica, “Los juegos del hombre” tiene por protagonista a Katniss (Jennifer Lawrence), una adolescente que se ofrece como tributo, luego de que su hermana menor fuera sorteada, para participar en el evento anual que el Capitolio lleva a cabo para recordar que es el proveedor y que cualquier revuelta está fuera de toda lógica. Como participante deberá eliminar a los tributos de los otros distritos en un escenario controlado con tecnología de avanzada y televisado en todo momento. De los juegos sólo hay un ganador, la cuestión está en que Katniss no podrá ignorar el afecto que ha desarrollado por Peeta (Josh Hutcherson en un personaje para el que también se pensó en Alex Pettyfer), el otro tributo de su distrito, a pesar de los que ya tenía por Gale (Liam Hemsworth), su mejor amigo.


La aceptación de “Los juegos del hambre” se debe a que sus realizadores rescataron las mejores prácticas de quienes han hecho lo propio con otras series. La primera versión del guion estuvo a cargo de la propia Suzan Collins, autora de la novela. El director a bordo es capaz de balancear la acción con los elementos dramáticos. El concepto visual es atractivo y acorde al descrito en las páginas. Y el elenco es encabezado por una actriz en ascenso y de probadas habilidades (Lawrence, quien dejara “Salvajes”, 2012, para hacerla y se quedara con el rol sobre otras como Chloë Grace Moretz, Abigail Breslin, Saoirse Ronan y Emma Roberts), cobijada por histriones de probadas trayectorias (Woody Harrelson y Stanley Tucci, por ejemplo).


En cuanto a sus méritos como obra fílmica, “Los juegos del hambre” es una pieza aceptable. Se concentra en los temas principales (pobreza, guerra, medios masivos, etc.) y no cae en la tentación de volver el eje central la historia de amor. Sin embargo, falla al desarrollar por completo los personajes y, sobre todo, los lazos afectivos entre ellos. Por ejemplo, el momento más emotivo de la novela es la muerte-funeral de Rue (Amandla Stenberg), mismo que se siente exagerado justamente porque no se establece el adecuado paralelismo con Primrose (Willow Shields), la hermana. Fuera de ello, la cámara en mano y las tomas subjetivas ayudan a conservar el punto de vista de la protagonista, alternándolo con referencias al exterior que permiten vislumbrar mejor la maquinaria tras el evento.


Con un presupuesto de 78 millones de dólares y más de 152 en su primer fin de semana, “Los juegos del hambre” sale triunfante, como su protagonista, de la primera contienda y demuestra que si bien la suerte está de su parte, no es la única responsable de su éxito.

The Hunger Games

EE.UU. 2012

Director: Gary Ross.

Reparto: Jennifer Lawrence, Liam Hemsworth, Josh Hutcherson, Stanley Tucci, Wes Bentley, Elizabeth Banks, Woody Harrelson, Amandla Stenberg, Willow Shields.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo