Los increíbles

“No importa cuantas veces salves al mundo, siempre se las arregla para ponerse en peligro de nuevo. ¡Algunas veces sólo quisiera que se mantuviera a salvo! Ya sabes, aunque sea por un rato. Me siento como la sirvienta. ¡Apenas limpie este desastre! Podemos mantenerlo limpio... ¡por diez minutos!” Mr. Increíble.

Luego de animar juguetes, insectos, monstruos y peces, Pixar enfrentó su tarea más compleja al tener como protagonistas seres humanos. “Los increíbles” recrea con un toque de nostalgia los comics de los años 50 (su estética es la futurista de la época, conocida como Googie) al tiempo que realiza una sátira de la vida suburbana.



El planteamiento es similar al de la postmoderna “Watchmen”, novela gráfica de Alan Moore, donde los superhéroes han sido forzados a vivir en la clandestinidad. Bob, antes el Sr. Increíble, ahora se desempeña como contador, trabajo que lo hace sumamente infeliz y del cual eventualmente se da sus escapaditas para ayudar a alguien; claro, discretamente para evitar alguna demanda. Por ello cuando aparece un reto no duda en lanzarse a la aventura. Su esposa, la Mujer elástica, sospecha una infidelidad en su hermetismo y decide seguirlo a una isla perdida. Entonces, la familia, compuesta por el veloz Dash y la retraída Violeta, se ve inmersa en la trampa de Síndrome, un fanático que desea destruirlos para luego conquistar el mundo.


“Los increíbles” es una apasionante aventura que entretiene por igual, aunque por razones distintas, a niños y adultos. El director, Brad Bird, tiene buen ojo para el detalle, construyendo personajes complejos e interesantes y mejor delineados que en muchas películas de action-live. Incluso, los superpoderes de la familia Parr son un reflejo de sus personalidades (el anhelo de estar en todo lugar y atender múltiples tareas, como cualquier madre de familia, de la Mujer Elástica; el querer hacerlo todo rápido con la supervelocidad de Dash y el deseo de pasar desapercibida de la invisible Violet, por ejemplo). La historia está bien construida y avanza a buen ritmo, equilibrando adecuadamente los momentos dramáticos con las escenas de acción, el misterio y la comedia. Además, están las múltiples referencias que la película hace de otras cintas y, en especial, del agente 007, entre ellos la inclusión de la homóloga de Q, Edna Mode, una peculiar diseñadora de trajes de superhéroes, que está basada en la diseñadora de vestuario Edith Head, y a quien se refiere como E. Edna es un personaje en toda la extensión de la palabra; inolvidable y encantadora en su análisis de la funcionalidad de las capas.


Con 121 minutos de duración, la nominada a cuatro premios Oscar, incluyendo Mejor Guion Original y ganadora como Mejor Película Animada, es la cinta, hasta ese momento, con mayor duración de Pixar. “Los increíbles” constata una vez más que la animación no está únicamente destinada al entretenimiento infantil. En esta ocasión Pixar hace, en apariencia, una burla de los superhéroes, pero “Los increíbles”, es en el fondo una oda a la familia, la diversidad y, sobre todo, una crítica a la uniformidad norteamericana. El que Pixar logre todo es increíble y eso, aunado a su impecable factura técnica, es lo increíble de “Los increíbles”.

The Incredibles

EE.UU. 2004

Director: Brad Bird.

Vices: Craig T. Nelson, Samuel L. Jackson, Holly Hunter, Jason Lee.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada