top of page

"Los Caballeros del Zodiaco: Saint Seiya - El inicio" de Tomas Baginski

Pegaso está retrógrado.

En los 90's "Los Caballeros del Zodiaco" se convirtieron en una de las series animadas de mayor éxito en Latinoamérica. La creación de Masami Kuramada se ha convertido en un clásico y ahora lleva en versión live action. Seiya (Mackenyu), un joven peleador que se niega a golpear, pero es muy ágil para esquivar a sus contrincantes (le dicen en burla que baila en lugar de pelear), es el protagonista. Una noche, libera el poder de Pegaso, la constelación, llamando la atención de Alman Kiddo (Sean Bean), cuidador de Atena (Madison Iseman), y de Guraad (Famke Janssen), quién ha jurado destruir a la encarnación de la diosa (sí, Athena no sólo lleva el nombre, es la diosa de la guerra y la sabiduría). Seiya se ve en medio de la batalla; él sólo quiere encontrar a su hermana, secuestrada cuando era un niño.

La idea de ver una versión en live action de "Los Caballeros del Zodiaco" es prometedora, el resultado decepcionante. La película pareciera no tener muy claro qué quiere contar exactamente ni tampoco los valores o distintivos centrales del material origen. Hace una breve explicación al inicio de cómo es que Athena acabo en la Tierra y por qué existen los Caballeros del Zodiaco, pero luego se olvida de ello para construir un thriller que no funciona y que, además, traiciona al propio concepto. Por ejemplo, ahora resulta que la energía de los caballeros puede transferirse a otro como si fuera sangre y que con ello se pueden crear "guerreros". Es un absurdo y una completa falta de entendimiento de la propia esencia de los caballeros.

"Saint Seiya: El inicio" pretende ser eso, un inicio. El final deja claro que esa batalla abre boca porque hay una mayor que requerirá más caballeros. Entonces, el objetivo está en presentar a Seiya, pero no le da tiempo De acuerdo con el planteamiento, Seiya no sabe bien a bien quién es y descubrirlo debiera darle acceso a la energía de Pegaso. Eso no pasa. Hay una secuencia de entrenamiento que pretende ser eso emulando movimientos y coreografías que provienen de "Karete Kid", pero al no haber un verdadero entendimiento de las filosofías que dialogan sobre la energía interior se queda en mera parafernalia. No es el único ejemplo. Hay otros más que dan cuenta de cómo quiere resolver todo rápido y superficialmente. Cuando Seiya conoce a Athena no se caen bien, minutos después está dispuesto a dar su vida por ella. ¿Cómo por qué? Nadie lo entiende, ni los actores que intentan hacer sentido de ello.

Mackenyu, actor de origen japonés, le echa ganas, pero tiene poco con qué trabajar. Madison Iseman es hermosa y tiene herramientas para darle a Athena la dualidad que necesita, ya lo mostró en la serie "Sé lo que hicieron el verano pasado". Sin embargo, el personaje merece un mayor desarrollo que permita comprender lo que es tener esa esencia y ser al mismo tiempo una adolescente, en su lugar parece más bien una joven mimada. Luego están Sean Bean y Famke Janssen. Bean tiene un poco más con qué trabajar, pero Janssen es reducida a una villana de caricatura. Explican que eran pareja, pero un accidente y diferencias sobre el destino de Athena los separaron. Es muy de telenovela y un recurso innecesario cuando tienes en Neto (Diego Tinoco), el Caballero Escorpión a un antagonista natural de Pegaso. En fin...

"Los Caballeros del Zodiaco" está hecha con una mezcla de efectos prácticos y efectos especiales, el resultado es desigual. El presupuesto es de 60 millones de dólares lo que denota que no fue usado de manera estratégica como tampoco lo fueron el resto de los elementos. Es una pena de película en la que poco, muy poco, funciona. La promesa es que "la batalla de los dioses apenas comienza", la realidad es que acabó antes de empezar.

✨✨

Japón / Hungría / EE. UU. 2023 - 1h 52m


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page