Los agentes del destino

Los avances de “Los agentes del destino” ofrecen una prometedora historia: David Norris (Matt Damon) es un político en ascenso que conoce por accidente a Elise (Emily Blunt), una bailarina. La conexión entre ambos es automática, pero un grupo de misteriosos y elegantemente vestidos (sombrero incluido e indispensable) hombres se oponen a ello. La relación está fuera de lo previsto en el plan maestro de la vida. Para conservar al amor de su vida, David deberá poner todo lo demás en riesgo y vencer a los agentes del destino.



La historia es una adaptación que el debutante director George Nolfi hace del cuento “Adjustment Team” del escritor de ciencia ficción Philip K. Dick, cuyo material ha dado origen a clásicos del género como “Blade Runner” (1982) y “Sentencia previa” (2002). En esta ocasión el resultado es satisfactorio, no sobresaliente. El filme funciona en varios niveles. En principio están las actuaciones de Damon y Blunt, y la química entre ambos. El primero es encantador, sereno y determinado, mientras que la segunda aporta fuerza y misticismo. Después están una cuidadosa y elegante dirección de arte y una precisa fotografía que, junto con el vestuario y la ágil edición, generan la atmósfera apropiada. El ritmo es adecuado y consigue mantener al espectador atento e interesado en el futuro de la pareja. El problema está en el guion.


El asunto principal está en la disertación que en torno al libre albedrío, la predestinación y el destino se hace. En principio parece que el tema será tomado en serio y que el filme pondrá sobre la mesa un par de preguntas interesantes, después las revelaciones que se hacen resultan un tanto confusas, por no decir insulsas, y la trama se vuelve una trepidante persecución. Y es que ahí donde debía estar el misterio, en el origen y función de los agentes del destino, todo se reduce a una irrisible explicación. Si bien David termina dándole sentido a su vida, el espectador quedará con un par de dudas y no de las deseables. Serán sobre la lógica y los huecos en la trama, no sobre si el destino está predeterminado o en nuestras manos. El otro punto está en la consistencia. “Los agentes del destino” no decide si es una comprometida historia de ciencia ficción, una romántica o una de acción. Parece que los agentes perdieron, entre tantas puertas que cruzan para resolverlos los imprevistos, la identidad… o, al menos, el rumbo.


Al final, “Los agentes del destino” quizá no llegue a los niveles que prometía al inicio, pero se sobrepone, y consigue terminar, al mejor estilo de los agentes, con el sombrero en la cabeza. Entre el juego de puertas y persecuciones de los protagonistas, lo que los agentes no pierden es la capacidad para entretener. Y a veces eso es suficiente.

The Adjustment Bureau

EE.UU. 2011

Director: George Nolfi.

Reparto: Matt Damon, Emily Blunt, Terence Stamp, Anthony Mackie.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada