Los 39 escalones

En 1999 el Instituto Británico de Cinematografía colocó a “Los 39 escalones” como la cuarta mejor película en su lista de los Cien Mejores Filmes Británicos. El honor no es poco. “Los 39 escalones” es uno de tres títulos seleccionados de la década y el primero en aparecer. Y es que en 86 minutos Alfred Hitchcock da clases de cine en ésta, la primera adaptación de la novela homónima de John Buchan que también ha sido adaptada al teatro.



El filme es uno de los primeros del director inglés en contar con su sello temático del “hombre inocente en huída”. En esta ocasión el hombre en cuestión es Hannay (Robert Donaf), un canadiense que se encuentra en Londres por un viaje de negocios. Una noche acude al teatro a ver el espectáculo del Dr. Memoria (Wylie Watson) cuando un tiroteo se desata. Sale del lugar en compañía de la intrigante Anabella Smith (Lucie Manheim), quien resulta ser una espía. La mujer, quien se contrata al mejor postor, le acaba confiando que su misión consiste en evitar que un gran secreto de Estado salga del país. Poco después muere asesinada y Hannay empieza su escape por miedo a terminar de la misma manera. La situación se agrava cuando resulta ser el principal sospechoso. La clave está en descubrir qué son “los 39 escalones”.


En 1930 los directores todavía estaban descubriendo las posibilidades del lenguaje cinematográfico. En “Los 39 escalones” Hitchcock demuestra porqué es considerado el maestro del género. En este sencillo filme construye adecuadamente la atmósfera, dosifica la revelación de secretos y no suelta en ningún momento al espectador cuya atención captura desde la primera secuencia. El ritmo es muy ágil, equiparable incluso con cintas actuales. Otro acierto es el adecuado uso de sonido, un elemento de uso bastante fallido en la época. Desde luego, le ayuda un bien construido guion que no deja lugar para desperdicios y donde cada personaje que aparece enriquece la historia y contribuye al resultado final. Todos son memorables: la pareja de granjeros, los vendedores de lencería, la familia del profesor, los encargados del hotel...


Entre los filmes de antaño, “Los 39 escalones” se erige como un inteligente y entretenido espectáculo que acerca a uno de los más grandes e influyentes realizadores de todos los tiempos. Es sin duda un trayecto que cuando se ha terminado de recorrer apenas y se puede creer de lo disfrutable que ha resultado... ¡que pocos resultan 39!

The 39 Steps

Inglaterra 1935

Director: Alfred Hitchcock.

Reparto: Robert Donaf, Wylie Watson, Lucie Mannheim, Madeleine Carroll.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo