Loca por las compras

Moda, adicción… y romance.

Isla Fisher obtiene su primera oportunidad de encabezar una película como Rebeca Bloomwood, una adicta a las compras que, buscando un trabajo en Alette, una revista de moda, consigue una oportunidad en la misma firma sólo que como columnista para una revista de finanzas. Bajo el seudónimo de “la joven de la chalina verde”, Rebeca empieza a dar consejos con éxito... hasta que queda al descubierto que sus propias finanzas son un desastre y que está endeudada hasta el cuello.



“Loca por las compras” es una divertida, aunque fallida y formuláica, comedia romántica. La cinta, una oda al consumismo, tuvo el poco tino de estrenarse en una época de recesión económica. Quizás no sea lo más acertado, quizás sea una forma de intentar prevenir contra los excesos... tal vez sea un poco tarde, aunque la tentación prevalece al igual que las cada vez más interminables rebajas y promociones.


Basada en el exitoso bestseller de Sophie Kinsella, y su continuación, “Loca por las compras” se siente como una mezcla entre “Legalmente rubia” (2001) y “El diablo viste a la moda” (2006), aunque sin la vivacidad de la primera ni la ironía o buena factura de la segunda. No hay giros inesperados ni innovaciones cómicas, por el contrario. Hay traición, moda, marcas y rebajas (¿No deberían ser conceptos mutuamente excluyentes?), repentina fama, guardarropas que explotan, desgracia pública, romance, malentendidos, una boda y desde luego un grupo de adictos a las compras. Es una cuestión seria, de deudas. Pero es divertida.


El gran acierto recae precisamente en su protagonista. El personaje es adorable y uno no puede más que sentir simpatía por una chica cuyo principal objetivo desde la niñez era tener una tarjeta de crédito y para quien “un hombre nunca podrá amarla como una tienda”. Es tan absurdo que cautiva. E Isla Fisher está a la altura. Conocida principalmente por su participación en “Los caza novias” (2005), Fisher saca provecho de cada situación por más ilógica que sea. Su carisma y su talento nato para la comedia (incluida la física) recuerdan a actrices actuales como Anna Farris, pero, sobre todo, y con sus debidas distancias, con actrices ya icónicas como Katherine Hepburn y la también pelirroja Lucille Ball.


“Loca por las compras” cumple con la promesa inicial de desplegar al tan de moda mundo de la moda (y no es pleonasmo) y arrancar un par de sonrisas, pero se queda lejos de emular a cintas similares con tramas mucho más interesantes y, principalmente, de expresar una opinión clara sobre el consumismo... quizás sea que sólo es un producto más para ser precisamente consumido y desechado. Un artículo (ni siquiera de lujo) que se usa una vez y no debe volver a ser visto... como la ropa en los aparadores.

Confessions of a Shopaholic

EE.UU. 2009

Director: P.J. Hogan.

Reparto: Isla Fisher, Hugh Dancy, Joan Cusack, John Goodman y Krysten Ritter.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo