Letras prohibidas: la leyenda del marqués de Sade

“Es ficción, no un tratado de moralidad” el marqués de Sade (Geoffrey Rush)

Palabras, credos, interpretaciones y significados.



Después de pasar varios años en prisión, el marqués de Sade (Rush) es enviado en 1801 a Charenton, un asilo para los insanos. Ahí, es recibido por el abad Culmier (Joaquin Phoenix), quien alienta al marqués para que siga escribiendo pues confía que de ese modo purgará sus nocivas fantasías. Los escritos son extraídos del asilo por Madeleine (Kate Winslet) y rápidamente aparecen en las calles, dónde son adquiridos clandestinamente por una población deseosa de conocer la última historia del marqués. Pero los guardianes de las buenas costumbres no están dispuestos a permitir tales improperios y asignan al doctor Royer-Collard (Michael Caine) la tarea de curarlo. Las extremas medidas en vez de detener al marqués lo impulsan a continuar escribiendo casi hasta el momento de su muerte. Los medios cada vez se reducen más, pero el marqués hace gala de su creatividad y encuentra en su ropa, piel y las paredes de su celda las hojas que le han sido negadas; la tinta, su propia sangre y hasta su excremento.


“Quills” no es el tipo de película que resulta fácil de digerir ni es para todos los criterios. La cinta pone sobre la mesa a través de los textos de Sade las prácticas y costumbres sexuales que la sociedad todavía prefiere esconder en un cajón, y por otro lado hace patente la censura y los prejuicios de quienes temen su verdadera naturaleza. Y eso que “Letras prohibidas...” es una versión light del polémico personaje (cuyo nombre da origen al término sadismo) y se centra en la parte final de su vida, y no abunda en las razones que lo llevaron a prisión.


La cinta está basada en la aclamada obra de teatro de Doug Wright y fue considerada como la mejor del año por el National Board of Review. El trabajo de Rush y Phoenix los hizo merecedores a varias nominaciones y premios incluidos el Oscar, los Globos de Oro, y la Sociedad de Críticos de San Diego. El trabajo de Winslet y Caine está también a la altura, mientras que el guion destaca por una serie de diálogos cuya incisiva precisión hace más disfrutable el filme.


“Letras prohibidas...” es una provocativa comedia con tintes de drama y hasta thriller que sirve de metáfora sobre la libertad de expresión. Un trabajo donde se vive una continua guerra entre el arte y la censura, la libido y la inhibición, la brutalidad y la moralidad, la pasión y la persecución. Una guerra sin sentido pues como bien señala Sade, “yo no cree este mundo. Yo sólo doy cuenta de él”.

Quills

EE.UU./Alemania/Reino Unido 2000

Director: Philip Kaufman.

Reparto: Geoffrey Rush, Kate Winslet, Joaquin Phoenix y Michael Caine.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo