"La princesa" de Le-Van Kiet

Bien, a secas, aunque lo hemos visto antes.

La novedad es Joey King. A King la conocemos, principalmente, por la trilogía de "El stand de los besos" y "The Act" por la que fue nominada al Emmy. A sus 23 tiene una trayectoria de 17 años y su carrera, parece, está a punto de despegar. Este año está por estrenar en cines "Tren Bala" y el próximo viene con la adaptación de la novela distópica "Uglies". En "La princesa" es "La Princesa", sí, así se llama el personaje en una metáfora de la construcción que se ha hecho de las niñas, muy en el modelo de las de cuentos de hadas. En su reino, la Corona debe pasarse a un hombre por lo que su padre, quién sólo tiene hijas, se apresta a casarla con Julius (Dominic Cooper), el hijo de un diplomático. El día en que debe sellarse el compromiso, La Princesa lo rechaza y ante tal desprecio Julius invade el castillo para hacerse del reino a la fuerza. La Princesa, quién siempre ha sido "inusual" y ha recibido entrenamiento en las artes de la batalla (a escondidas de su padre, desde luego), debe detenerlo.

"La princesa" cumple en el frente de la acción. Desde que comienza, ya con La Princesa atrapada y el castillo invadido (el resto se explica vía flashbacks), no deja de entregar una y otra batalla, recurriendo a todos los recursos que el escenario le provee. Juega, bajo los preceptos que estableciera "Duro de matar" donde una amenaza invade un edificio y el héroe (heroína en este caso) debe detenerlos y expulsarlos. Los actores están muy comprometidos, en especial Cooper y Olga Kurylenko quién hace a Moira, su principal asistente, muy diestra con un látigo con una cuchilla en la punta (es la encarnación de una víbora).

En el frente de "La Princesa" flaquea es en su discurso de empoderamiento. Al estar tan enfrascado en la acción, el filme no consigue construir argumentos sólidos alrededor de ello ni tampoco, como podría ser muy propositivo, en torno a una nueva definición de "princesa". En fin... "La princesa" termina siendo vistosa, no del todo creativa y menos substanciosa. Una princesa más que salva a su reino, pero no consigue construir uno propio. Ahora sí que irónicamente, como se esperaba de las princesas, entretiene, pero nada más.

👑👑1/2

EE. UU. 2022 - 1h 34m


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo