top of page

"La mujer rey" de Gina Prince-Bythewood

"¡Somos la lanza de la victoria, somos la espada de la libertad, somos Dahomey!" Nanisca

El Reino de Dahomey existió del 1600 al 1904 al oeste de África. Las Agojie eran el ejército de mujeres que lo protegía. "La mujer rey" se sitúa alrededor del 1820 y se concentra en Nanisca (Viola Davis) la generala y líder de las Agojie. El Imperio Oyo predomina y pide, como tributo, a miembros de la comunidad que serán entregados como esclavos a los británicos. Nanisca está en contra de ello y busca que el Rey Ghezo (John Boyega) le permita liberar a Dahomey de Oyo. Para ello requiere un ejército más sólido. En el grupo de las nuevas reclutas está Nawi (Thuso Mbedu), una joven de 19 años que es regalada por su padre al rey, luego de que se rehusara a casarse y aceptar la voluntad del que sería su marido.

Este es el tipo de películas que "ya no se hace". "La mujer rey" juega en ese terreno que combina lo épico con la acción, lo político y lo ideológico. Está basada en hechos reales (Dahomey, las Agojie, sus reglas y el Rey Ghezo existieron), pero el personaje central, Nanisca, y su conflicto es creado para servir a fines discursivos.

En valores de producción no hay quejas para "La mujer rey". Los 50 millones de dólares que costó se notan y dan verosimilitud a la época. Ahora, por lo que vale "La mujer rey", más allá de las secuencias de acción y su lucha por la libertad están lo que dice de manera clara y entre líneas. Por ejemplo, la película hace visible o aborda un tema poco expuesto como lo es el que los propios africanos participaron de la venta de sus congéneres como esclavos. Igualmente, deja ver, de manera metafórica cómo el nacimiento de los mestizos se da de la violencia. Jordan Bolger hace a Malik, quién llega a Dahomey como parte de un grupo de traficantes de esclavos para enfrentarse al lugar del que provenía su madre, vendida justamente como esclava.

El eje central, sin embargo, está en dialogar alrededor de las Agojie. El grupo militar es uno de los pocos conformados por mujeres en la historia. Tenían una posición de privilegio y eran admiradas, aunque no era poco lo que pasaban en el entrenamiento (es doloroso verlas en la prueba final cruzar un campo de ramas con espinas descalzas y con un vestido ligero). Como otros grupos de mujeres (es curioso, pero se puede pensar desde en monjas como en geishas) no podían casarse o tener amantes. También se les pedía suprimir emociones. Las Agojie eran consideradas amazonas y su arma principal era un machete.

"La mujer rey" elabora alrededor de Nanisca, formada y creyente de la tradición de las Agojie. Una mujer dura, a quién Viola Davis le da dimensión y muchas capas; es fascinante cómo un buen actor expresa tanto sin siquiera moverse y Viola tiene ese poder. La dureza de Nanisca se ha forjado a golpes, literales y metafóricos. Las cicatrices y marcas de su cuerpo son menores que las de su alma. Nawi es una contraparte que sirve muy bien como catalizador ante Nanisca. Al ser tan joven y voluntariosa, Nawi no comprende por qué a ellas se les niega lo que los hombres guerreros si pueden hacer (como casarse); tampoco el por qué no puede haber compañerismo en el campo de batalla, por ejemplo. Ese contraste es el de lo masculino y lo femenino y es uno de los ejes centrales de "La mujer rey".

Además de Viola Davis y Thuso Mbedu, a quiénes no sería extraño ver nominadas al Oscar (esta es una de las películas de la temporada y bien podría ocupar otras tantas categorías más), destacan Lashana Lynch como Izogie, segunda al mando y entrenadora de las Agojie, y Sheila Atim como Amenza, también en un alto rango y confidente de Nanisca. Todas impecables. Merece mencionarse la impresionante labor física que hicieron, así como el trabajo coreográfico para las secuencias de pelas. Es impactante ver y pensar en cómo las Agojie luchaban con armas prácticas (machetes, lazos...) frente a rifles y pistolas y, por si fuera poco, sin armaduras.

El pueblo de Dahomey creía en una leyenda de dos reyes, un hombre y una mujer que son iguales, de ahí que no se trata de una reina sino de una "mujer rey". "La mujer rey" habla de sororidad y fraternidad, habla del balance entre lo femenino y lo masculino, entre la vulnerabilidad y el poder. Nanisca descubre que su poder se vuelve más grande porque deja de luchar por un pueblo para lugar por su gente, porque deja de ocultar su dolor para usarlo catárticamente en la lucha.

"La mujer rey" es un filme de dolor y liberación. Dios salve a la mujer rey, ¡Viva la mujer rey!

👑👑👑👑👑

EE. UU. 2022 - 2h 15m


Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page