"La mujer del viajero en el tiempo" de Audrey Niffenegger

Tiempo y amor son los ingredientes principales de este romance de ciencia ficción.

Henry viaja... viaja en el tiempo. A veces va al futuro, a veces va al pasado. Todos sus viajes son en su propia línea del tiempo. La causa: "cronodesplazamiento", un desorden genético extraño y poco frecuente. La primera vez sucede cuando tiene cinco años... y así continúa durante toda su vida, permitiéndole enseñarle a su versión más joven y obligándole a desarrollar habilidades de superviviencia como encontrar ropa (de ahí las prendas que aparecen en la portada), refugio o comida y es que nunca sabe a dónde llegará, cuándo volverá ni qué tan largo será el viaje. Eso sí, siempre llega "como dios lo trajo al mundo". Una constante será Clare, una escultura, que lo recuerda desde su infancia aunque formalmente, al menos al inicio del libro, lo conoce a los 20; es la primera vez que él la ve y a partir de ese momento se construye su historia de amor.

De gran profundidad emocional, la ganadora del Exclusive Books Boeke Prize y el British Book Award, es una extraordinaria historia de amor que escapa de lugares comunes y supera la superficialidad del género al elaborar una metáfora sobre la pareja, las distintas percepción entre sus integrantes, la aleatoriedad, "el destino" y la pérdida. La estructura de novela es una suerte de rompecabezas que conforme se construye permite suspirar, emocionarse y, porqué no, una que otra lágrima.

📖📖📖📖


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo