La leyenda de... el jinete sin cabeza

“La maldad usa muchas máscaras, ninguna más peligrosa que la virtud...” Ichabod Crane.

Aunque Johnny Depp fue nominado como Mejor Actor en los Premios Saturno por su labor en “La leyenda de... el jinete sin cabeza”, el histrión no ha visto la película. El motivo, no siente agrado por su desempeño en la cinta. Quizá Johnny terminó afectado por los “encantos” que su personaje debía mostrar.



Johnny Depp es Ichabod Crane, un excéntrico, aprensivo y modoso investigador neoyorquino enviado a finales del año 1977 a Sleepy Hollow, un poblado en la parte baja de Westchester. Crane, un hombre de ciencia con poca experiencia práctica y mucha teoría, deberá indagar una serie de misteriosas decapitaciones. Los lugareños insisten en que los asesinatos son obra del fantasma de un soldado, El jinete sin cabeza, pero Crane se niega si quiera a contemplar esa posibilidad.

Tim Burton y Johnny Depp se reúnen por tercera ocasión en esta adaptación del cuento de Washington Irving. La historia, cuyos protagonistas (Crane y Katrina Von Taseel interpretada por Christina Ricci en un rol que Winona Ryder rechazó) están basados en personajes reales, funciona al mismo tiempo como un thriller de terror con fuertes dosis de hechicería, como una disertación entorno al eterno conflicto entre fe y ciencia, y como una historia de amor. El encanto está puesto gracias a la mano de Burton quien sabe como contar una historia, dotarla de múltiples niveles de significado y simbología, y sobre todo, envolverla en una atmósfera escalofriante. “La leyenda de... el jinete sin cabeza” encanta con su obscura fotografía de saturados colores y deslavados contrastes. La cinta se hizo de varios galardones en el rubro. Fue reconocida con un Premio a la Excelencia en Diseño de Producción por los Art Director Guilds y a la Mejor Dirección de Arte en el Oscar. La fotografía, el vestuario fueron considerados también por la Academia y reconocidos por sus respectivos sindicatos como los mejores en el área. La primera, obra de la envolvente lente del mexicano Emmanuel Lubezki, además se hizo del premio por el Círculo de Críticos de Santa Fe y la Sociedad de Críticos en Línea

Ichabod Crane era un hombre poco agraciado físicamente. Depp, quien se quedó con el personaje sobre Liam Nesson, Brad Pitt y Daniel Day-Lewis, quería utilizar prostéticos para alterar su apariencia, pero al estudio le parecieron desagradables y poco atinadas sus sugerencias (nariz gacha, grandes orejas y alargados dedos), y Burton quería que el personaje resultara incómodo no a causa de su físico sino de su personalidad. El resultado es una peculiar creación. El Crane de Depp es elegante, refinado, temeroso, pero aguerrido. Tiene una cualidad que genera al mismo tiempo una cierta aversión y fascinación. Es un ejercicio del más puro siniestro. El balance que consigue con el resto del reparto es justo. Con Ricci y su misteriosa Katrina hace buena pareja mientras que Christopher Walken tiene una muda, pero espectacular participación, y Miranda Richardson no podría ser más envolvente como la “amable” Dama Von Tassel.


“La leyenda de... el jinete sin cabeza” es una leyenda en toda la extensión de la palabra, con toda la envolvente magia del terror y un liguero toque de sátira. Un viaje a todo galope que no pierde la cabeza, pero por el cual bien vale la pena perder la propia.

Sleepy Hollow

Alemania/EE.UU. 1999


Director: Tim Burton.

Reparto: Johnny Depp, Christina Ricci, Miranda Richardson, Michael Gambon, Casper Van Dien, Jeffrey Jones, Christopher Walken, Christopher Lee.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo