La joven Jane Austen

En la línea de “Shakespeare apasionado” (1998) y “En busca del país de Nunca Jamás” (2004), llega “La joven Jane Austen”, filme que se inspira libremente en la crónica, “Becoming Jane” de Jon Hunter Spence, e intenta explorar aquello que llevó a la mujer a convertirse en la escritora inglesa romántica por excelencia.


Situada en aproximadamente 1795 cuando Austen (Anne Hathaway) tenía alrededor de 20 años, la acción se centra, como en “Orgullo y prejuicio”, en el dilema que representan en la Inglaterra de la época, el amor, las clases sociales, el matrimonio y la sobrevivencia. La joven encuentra lo primero en Tom Lefroy (James McAvoy), un abogado que compensa su pobreza con ingenio; lo último en el Sr. Wisley (Laurence Fox), un adinerado heredero que carece justo de aquello que el dinero no puede comprar: carisma y belleza (esta última, al menos no disponible en ese tiempo y todavía hoy poco considerada para el sexo masculino). La situación no es pecata minuta pues como bien sentencia su madre (Julie Walters): “el afecto es deseable. El dinero, indispensable”. Y entonces, sin temor a anticipar un poco del desenlace pues el trayecto es tan importante como el desenlace, asalta la duda entorno a la vida de quien nunca se desposó, pero dejó, en un oficio poco común en la época y tan difícil o más que la vida, como bien le dice Ann Radcliffe (Helen McCrory), una de las pocas de su tipo y creadora de la novela gótica, fiel testimonio del amor y sus avatares en sus seis novelas.


“La joven Jane Austen” elabora en torno a los pocos datos históricos que se tienen sobre Austen y los mezcla con detalles de sus novelas, en especial la ya citada. Por ello, por momentos pareciera que justo se está viendo una nueva versión de ella. Sin embargo, Jarolld consigue darle ciertos toques de frescura y saca buen provecho de su reparto. Ann Hathaway es perspicaz, obstinada y soñadora como la protagonista, aunque probablemente mucho más atractiva que la original; para la parte se pensó también en Kate Winslet, Natalie Portaman y Keira Knightley, aunque Hathaway, nominada como Mejor Actriz en los British Independent Film Awards, hace una buena labor a pesar del disgusto de algunos por su acento inglés. McAvoy, por su parte, justifica al dedo la creación del famoso Sr. Darcy. El cuadro lo completan Walters y James Cromwell como los padres de Austen y Maggie Smith como la tía del poco agraciado pretendiente que cree que su título noble de poca monta le da derecho a juzgar y ordenar a los demás.


Sin llegar a los niveles de sus antecesoras y limitada en su distribución, “La joven Jane Austen” se hizo del Truly Moving Sound Award del Festival Heartland y el premio a Mejor Película Independiente en el People Choice Award. Y es que la joven Jane Austen, en vísperas de la artista traza las primeras semillas y determina que sus personajes, probablemente a diferencia de ella y muchas veces de la propia vida, “deben tener, tras algunos problemas, todo lo que deseen”.


Becoming Jane

Inglaterra/Irlanda 2007


Director: Julian Jarrold.

Reparto: Anne Hathaway, James McAvoy, Julie Walters, James Cromwell, Maggie Smith, Laurence Fox, Helen McCrory.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada