La guerra de los Roses

“Oliver, mi padre solía decir que un hombre nunca debe subestimar a una mujer cuando de amor y venganza se trata,” Gavin.

“Me pagan por hablar con la gente 450 dólares la hora,” dice Gavin (Danny DeVito), un abogado de divorcios, a un cliente, “entonces, cuando ofrezco contarte algo gratis, te aconsejo que escuches cuidadosamente”. La historia en cuestión es sobre los Roses, un matrimonio que se conoció de forma inusual cuando ambos pujaban por una figurilla. Rápidamente Oliver (Michael Douglas) y Bárbara (Kathleen Turner) se enamoraron y juntos trabajaron para conseguir una vida acomodada. Él se dedico a la abogacía y ella al hogar. Una vez que consiguieron la casa con que soñaron y que sus hijos estaban por iniciar la universidad, Bárbara decidió iniciar su propio negocio de banquetes. Al ganar su primer dinero, Bárbara se da cuenta de lo bien que se siente; decide pedir el divorcio, quiere quedarse con la casa. La guerra de los Roses ha iniciado.



Danny DeVito dirige su segundo largometraje en esta hiperbólica comedia romántica sobre la guerra de los sexos. El también actor introduce la historia a través de un narrador, y aunque el recurso regularmente no entrega buenos resultados, aquí funciona. Gavin es el agente indicado para contar la historia de los Roses. Compartía trabajo con Oliver, ve el entusiasmo con el que se enamora de Bárbara y los extremos a los que está dispuesto a llegar cuando de pelear la casa se trata. El lugar que representa años de entrega, amor y dedicación, que floreció como si de un rosal se tratara, se convierte en un campo de batalla que poco a poco comienza a deshojarse. Gavin estima a los Roses, sus enfrentamientos y trágico final han dejado una fuerte impresión en él.


Michael Douglas y Kathleen Turner son los Roses. El primero es vulnerable, adicto al trabajo e inmisericorde; la segunda romántica, detallista, pero calculadora. La mezcla da grandes momentos románticos y titánicos enfrentamientos. Existe química entre la pareja, lo que contribuye al buen balance entre los momentos tiernos, desgarradores y verdaderamente increíbles. Los Roses no están dispuestos a conceder y hacen lo que muchos desearían hacerle al bienamado que por momentos los vuelve ciertamente locos. El Globo de Oro los consideró al nominarlos como Mejor Actor y Mejor Actriz de Comedia o Musical, la cinta estuvo en la terna como Mejor Película.


“La guerra de los Roses” es una experiencia divertida con un par de mensajes entre bombardeos: 1) el divorcio es sobre vivencia y 2) en lugar de ver un abogado sé generoso.


The War of the Roses

EE.UU. 1989


Director: Danny DeVito.

Reparto: Michael Douglas, Kathleen Turner, Danny DeVito, Sean Astin, Heather Fairfield.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo