top of page

"La Escuela del Bien y del Mal" de Paul Feig

Netflix presenta su escuela de magia.

"La Escuela del Bien y del Mal" es la primera parte de una saga escrita por Soman Chianani. En ella se presenta "La Escuela del Bien y del Mal" donde se han formado desde hacer cientos de miles de años los héroes y villanos de cuentos, épicas y demás. Sí, ahí estudieron Blanca Nieves, la Cenicienta, el Rey Arturo y tantos, tantos más. Ahora, Sophie (Sophia Anne Carouso), quién cree firmemente ser una princesa, aunque vive en la pobreza, y Agatha (Sofía Wylie), a quién le dicen es una bruja, son llevadas a "La Escuela del Bien y del Mal", sólo que terminan colocadas donde creen no pertenecer: Sophie en la Escuela del Mal y Agatha en la del Bien. Mientras viven su primer año se ven inmersas en un plan de Rafal (Kit Young), fundador de la Escuela del Mal y quién pereciera en batalla ante su hermano gemelo, fundador de la Escuela del Bien, luego de decidir que estaba cansado del balance entre bien y el mal.

Hay magia en "La Escuela del Bien y del Mal", qué tanta es la cuestión. Por un lado, es inevitable encontrarle similitudes con otras series de fantasía como "Percy Jackson", "Harry Potter" o "La casa de la noche" donde los personajes llegan a una escuela para ser preparados. La historia se desarrolla en un ciclo escolar y cae en ciertos extremos para mostrar su punto, cayendo, desde luego en lo exagerado. Por ejemplo, en la Escuela del Mal todo es negro y la gente es fea. En la del Bien, por el contrario, todo es colorido, cursi, bonito y "feliz"; hay una clase de cómo sonreír (irónicamente hoy parecería curso para Instagram). Aunque hay eventos en común, nadie debe de mezclarse. Es parte de la intención del libro y la película ser extremista, pero termina siendo un tanto campy.

"La Escuela del Bien y del mal" se ve muy bien. El diseño de producción está muy cuidado, al igual que los efectos especiales y las jóvenes protagonistas, Sophia Anne Caruso y Sofia Wylie (sí, parece que era requisito llamarse Sofía), están muy bien cobijadas. Charlize Theron y Kerry Washington como Lady Lesso y la Profesora Dovey, directoras de la Escuela del Mal y del Bien, respectivamente (se ve que se divirtieron mucho; el look de Lasso, con cabellera roja y china y looks andróginos es espectacular); Laurence Fishburne es el director, Michelle Yeoh la profesora de Belleza, Patti LuPone es dueña de una librería y Cate Blanchett la narradora.

La historia es ambiciosa en tanto pretende condensar en las casi dos horas y media tanto de una batalla milenaria como de un ciclo escolar, introducir un universo, hablar de amistad, de la naturaleza humana, de la guerra entre el bien y el mal y hasta del amor verdadero. Sí, es mucho, hasta yo me cansé de escribirlo. Más o menos sale bien librada, pero quizás en lugar de una película hubiera sido una mejor serie.

En el eje de "La Escuela del Bien y del Mal" está la amistad entre Sophie y Agatha y sus historias coming of age. Ésa es una novedad, hay dos protagonistas (aunque la balanza se inclina un poquito más por Agatha) y cada una es distinta de lo que se espera de ella, no cumplen con el modelo ni quisieran hacerlo, aunque quizás tengan o deban. Sophia quiere ser una princesa, pero en su lugar parece que será una bruja. Agatha ni siquiera quiere estar ahí, pero su naturaleza es la de una heroína. Las jóvenes lo hacen bien y su selección fenotípica ayuda también a la propuesta de la película. Sophia Anne Caruso es rubia como dicta la tradición (curiosamente muy parecida a Leah Michelle) de las princesas, no de las villanas; Sofia Wylie, de piel morena y cabellera rizada, rompe con los estereotipos de la belleza clásica. Un acierto también el que, aunque hay un poco de ello, el guion no termine enfrentando a Sophie y Agatha por Tedros (Jamie Flatters), el "chico guapo" e hijo del Rey Arturo.

Al final, "La Escuela del Bien y del Mal" es un cuento de hadas. Sí, un poco más contemporáneo, sí con algunas novedades y sí, con más lugares comunes. "Hay dos lados para cada historia" y en esta historia consigue mostrarlos para hacer su punto: nadie es del todo bueno o malo, ni los héroes ni los villanos. La película, tampoco es del todo buena o mala, pero, parece ser, será suficiente como para que sea el inicio de una nueva franquicia para Netflix.

✨✨✨

EE. UU. 2022 - 2h 27m


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page