La conquista del honor

“He llegado finalmente a la conclusión de que quizá él estaba en lo correcto. Quizá no hay héroes. Quizá sólo fueron personas como mi papá. Finalmente he entendido porque se sentían incómodos cuando se les llamaba héroes. Los héroes son algo que creamos, algo que necesitamos. Es nuestra manera de entender lo incomprensible, cómo la gente se sacrificaría tato por nosotros, pero para mi papá y para estos hombres, los riesgos que tomaron, las heridas que sufrieron... lo hicieron por sus compañeros. Pueden haber combatido por su países, pero murieron por sus amigos. Para los hombres en el frente, para los hombres a su lado, si realmente deseamos honrar a esos hombres debemos recordarlos como verdaderamente fueron, como mi padre los recordaba,” James Bradley (Thomas McCarthy).

El poder de la imagen.


El 23 de febrero de 1945 Joe Rosenthal, un fotógrafo de la AP, hizo historia. Tomó una gráfica de seis hombres levantando una bandera estadounidense en el monte Suribachi en Iwo Jima, Japón. “El levantamiento de bandera en Iwo Jima” se convirtió en emblema y convirtió en héroes a quienes ‘aparecían’ en ella. La imagen, entre las más memorables y reproducidas de la historia, y base para una escultura, sirvió para promover la guerra y recuperar el apoyo de la sociedad americana. Más de 26 millones de dólares fueron recaudados tras la gira que el gobierno organizó. Con la fe recuperada el destino de la guerra se había cambiado. “La conquista del honor” cuenta la historia detrás de la imagen. Y aunque una imagen dice más que mil palabras no siempre refleja todo lo que encierra.



La historia es una adaptación de la novela homónima de James Bradley y Ron Powers, y cuenta la búsqueda que el primero llevó a cabo para entender a su padre, el doctor naval John Bradley. Bradley raramente hablaba de lo sucedido, aunque nunca pudo olvidarlo. Clint Eastwood mostró interés luego de la publicación del libro en 2000. Steven Spielberg se le había adelantado y ya contaba con los derechos. Tras varios tratamientos Spielberg acordó únicamente producir. Con un costo de 55 millones de dólares, debajo del presupuesto original de 80 millones de dólares, y filmada únicamente en 50 días, “La conquista del honor” es uno de los documentos más reveladores de los últimos años. La cinta es la primera parte de un díptico que completa “Cartas desde Iwo Jima” y que muestra el lado japonés del conflicto. Aunque “La conquista del honor” se vio opacada por “Cartas desde Iwo Jima” es un filme igual de valioso y de múltiples lecturas. La cinta se hizo de dos nominaciones al Oscar (Mejor Edición de Sonido y Mejor Mezcla de Sonido); “Cartas...” fue considerada como Mejor Película.


Eastwood es efectivo al recrear la batalla de Iwo Jima, explorar el significado de la famosa fotografía, y recuperar las vidas de los sobrevivientes. La realidad es que la fotografía retrata el segundo levantamiento de la bandera. Los rostros de quienes lo hicieron son poco distinguibles. Ellos sabían quiénes eran, pero a nadie pareció interesarle. La historia oficial había sido escrita. Pero esos hombres -sobrevivieron sólo tres: John “Doc” Bradley (Ryan Phillippe), Rene Gagnon (Jesé Bradford) e Ira Hayes (Adam Beach)- en lugar de estar en el frente con sus compañeros, fueron sustraídos y tratados como estrellas. Ese hecho, aunque les permitió asegurar sus vidas, les pasó una inevitable factura. La actuación de Phillippe y Bradford es buena, pero es Beach quien resulta memorable. Hayes era un héroe, pero por su origen indio su ingreso a ciertos lugares estaba restringido. Ironías e incongruencias de la vida.


“La conquista del honor” deja ver más allá de la imagen. Lo que está detrás es también poderoso. Se crean héroes y se crean destinos, pero un héroe no es sólo aquel que sale en la foto. Un héroe no es más que una persona. Un héroe lo es por otros, por sus compañeros. Es aquel que en el campo de batalla de la vida aprende a vivir con el peso de las decisiones que ha tomado, y eso incluye, aquellas que ha dejado que otros tomen por él.

Flags of our Fathers

EE.UU. 2006

Director: Clint Eastwood.

Reparto: Ryan Phillipee, Jesse Bradford, Adam Beach, Jamie Bell, Paul Walker.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo