La bella y la bestia (1991)

Animado por el éxito artístico, comercial y de crítica de “La sirenita”, Disney retomó para su treintavo filme animado el cuento tradicional europeo que intentara llevar a la pantalla tanto en 1930 como en 1950. El principal obstáculo para la adaptación había sido la falta de un tratamiento adecuado de la historia. La espera valió la pena. “La bella y la bestia” se mantiene como la única película animada en ser nominada al Oscar como Mejor Película. Perdió ante otro clásico, “El silencio de los inocentes”. Aún así, nominada en seis categorías, obtuvo los de Mejor Música y Mejor Canción Original (‘Bella y bestia son”), el Globo de Oro por Mejor Musical o Comedia y el Annie por Mejor Película. “La bella y la bestia” es uno de los grandes clásicos no sólo de la animación sino del cine en general, y es muestra de que la animación es el medio ideal para la fantasía, donde sueños y temores pueden hacerse realidad.





En la Francia del siglo XVIII, Bella, una joven aficionada a los libros, acepta quedarse en el castillo de la Bestia a cambio de que le sea devuelta la libertad a su padre. Es recibida con entusiasmo por los objetos animados que atienen el recinto y con rencor por la Bestia. Conforme pasan los días un vínculo se establece entre ambos hasta que Gastón, el pretendiente de Bella, acude en su rescate. Entonces, se pondrán a prueba los verdaderos sentimientos de Bella y se determinará el destino de la Bestia, un príncipe transformado como castigo a su crueldad.


“La bella y la bestia” cuenta, a la usanza del Hollywood clásico, una gran historia de amor y lo hace equilibrando adecuadamente momentos dramáticos, cómicos y musicales. La animación es precisa y vívida. Bella hace honor a su nombre mientras que Bestia, un híbrido que combina partes de varios animales (león, búfalo, gorila, lobo, oso y jabalí), es imponente. Los objetos son entrañables tanto por el diseño como por sus personalidades, desde el educado Lumiere hasta la atenta señora Potts, pasando por Chip, la traviesa tasita y Cogsworth, el reloj. Los números musicales son una gran adición. Están bien coreografiados y contribuyen al desarrollo de la historia. Entre otros, son memorables “Nuestro huésped” y “Bella y bestia son”.


Ubicada en el número 7 en la lista de los Grandes Filmes Animados del American Film Institute, “La bella y la bestia” es muestra de que se puede hacer al mismo tiempo una obra de arte y entretenimiento de primera calidad. Es muestra de que el verdadero significado de la belleza no se encuentra en el exterior y de que el amor se encuentra en el lugar menos insospechado. Es muestra del tremendo impacto y bestialidad de la belleza.


Beauty and the Beast

EE.UU. 1991


Director: Gary Trousdale y Kirk Wise.

Reparto: Paige O’Hara, Robby Benson, Richard White, Angela Lansbury, Jerry Orbacho.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo