Kramer contra Kramer

“¿Qué ley dice que una mujer es un mejor padre por la simple razón de su sexo?” Ted Kramer

Incomprensión, abandono, divorcio y arrepentimiento.

Los Kramer son una disfuncional familia que ve su punto final con el abandono de Joanna (Meryl Streep). En consecuencia, Ted (Dustin Hoffman), un adicto al trabajo, se ve obligado a balancear su faceta como padre de un niño de seis años –a quien apenas conoce- con su labor como ejecutivo. Después de un periodo de ajustes, descalabros y redescubrimiento, Ted logra salir adelante... y justo cuando pierde su trabajo Joanna regresa para luchar por la custodia del pequeño Billy (Justin Henry).



“Kramer contra Kramer” es una adaptación de la novela de Avery Cornman. La cinta consiguió premios de la Academia por Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Director, Mejor Guion y desde luego, Mejor Película. El desempeño de Hoffman y Streep como un par de padres que luchan el uno contra el otro es por demás memorable. Hoffman conmueve como el padre desesperado por comprender y sobrevivir con su hijo mientras que Streep lo logra como la mujer que regresa a recuperar a su hijo después de haberse recuperado a sí misma.


El mayor acierto del guion está en sacar provecho de los pequeños detalles que hacen el día a día y capturan la esencia de las relaciones. El que Ted pueda organizar una exitosa campaña publicitaria, pero no el preparar un “sencillo desayuno” es paradójico. Tales detalles permiten una identificación con los personajes y les dan cotidianidad a los hechos.


Los sinsabores del divorcio son retratados en este filme que no se limita a mostrar únicamente lo experimentado por los padres. Aquello que pasa por la mente del pequeño Billy está también presente: ¿Fue mi culpa? ¿Aún me aman mis papás? ¿Hay posibilidades de que regresen? Y más aún, “Kramer contra Kramer” cuestiona la validez de los roles establecidos socialmente: ¿Es incapaz Ted de educar a Billy por el simple hecho de ser hombre? ¿Debe limitarse Joanna a ser ama de casa?


Un divorcio no es cosa fácil de decidir y menos cuando hay hijos. Sin embargo, es mejor que continuar en una relación sin presente ni futuro. Es el fin de un ciclo y el principio de otro. En el inter se vive una estira y afloja entre aquellas partes que antes formaban “uno solo”, un momento que puede lastimar más que la propia decisión y no sólo a los que la han tomado. Entre Kramer y Kramer se decide el futuro de Kramer y se discuten las capacidades del ser humano.

Kramer vs. Kramer

EE.UU. 1979

Director: Robert Benton.

Reparto: Dustin Hoffman, Meryl Streep, Jane Alexander, Justin Henry, Howard Duff.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada