K-Pax

“Extrañaré a la Tierra, tiene mucho potencial,” Prot.

Basada en la primera parte de la trilogía de novelas del psiquiatra Gene Brewer, “K-Pax” remite, en un primer vistazo, a películas como “Atrapado sin salida” (1975), “El campo de sueños” (1989) y “Starman” (1984). Pero el parecido es mucho mayor con “Hombre mirando al sudeste” (1986) de Eliseo Subiela, filme con el cual comparte premisa aunque no resultados.



En la estación de la Gran Central aparece un hombre que clama venir de otro planeta. Su nombre es Prot (Kevin Spacey). La policía no sabe qué hacer con él y decide llevarlo a un psiquiátrico en Manhattan. El Dr. Powell (Jeff Bridges) comienza a atenderlo y pronto se percata de que las explicaciones de Prot sobre su plantea de origen (K-Pax) y sus conocimientos sobre astronomía están lejos de la invención. Prot anuncia que pronto regresará a su planeta, entonces Powell se ve enfrentado a una cuenta regresiva para descubrir su verdadera naturaleza.


A diferencia de la perspicaz “Hombre mirando al sudeste” que se centra en la posibilidad-imposibilidad de vida en otros planetas y de la divinidad, teniendo como eje principal la fe, “K-Pax” se conforma con una visión más condescendiente sobre la naturaleza positiva de la humanidad. El tratamiento de la trama, ubicable en la ciencia ficción, se asemeja a las historias de detectives, aunque termina siendo un estudio de personaje. “K-Pax” inicia de forma prometedora poniendo todas las preguntas sobre la mesa, pero conforme las respuestas van llegando y el tiempo se va acabando, no hay un eco que las siga.


Sobre las similitudes de “K-Pax” con “Hombre mirando al sudeste”, Brewer expresó su desconocimiento de la obra argentina y explicó que tomó la anécdota de uno de los casos que atendió en 1990. Softley también declaró desconocer el otro material. Hacerlo no lo hubiera perjudicado. El director realiza un trabajo efectivo en términos visuales. La composición de la imagen, el uso de primeros planos, sombras y colores (en especial el azul) ayudan a construir una atmósfera de incertidumbre. El trabajo de Spacey y Bridges es brillante. El primero interpretaría originalmente a Powell, mientras que Will Smith seria Prot, pero cuando Smith dejó el proyecto Spacey pidió el cambio. Su labor le valió una nominación al Mejor Actor por parte de los Premios Saturno. Spacey va haciendo que su personaje crezca conforme la trama avanza y Prot se ve enfrentado a una serie de cuestiones que lo ponen, al igual que al doctor Powell, en una situación límite. Bridges, por su parte, es convincente como el hombre de ciencia que duda al tiempo que quiere creer. Juntos ejecutan un aria en todo esplendor.


“K-Pax” es una obra interesante y prometedora, pero de insatisfactorio desenlace. Aún así, el trabajo de los actores y el montaje de la cinta bien valen la pena. “K-Pax” no necesita poner sobre la mesa la misma pregunta que “Hombre mirando al sudeste”. La cuestión no está ahí... sino en la respuesta... no es mala, es sólo que tenía tanto potencial.

EE.UU./Alemania 2001

Director: Iain Softley.

Reparto: Kevin Spacey, Jeff Bridges, Alfre Woodard, Mary McCormack.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo