"José el soñador" de Tim Rice y Andrew Lloyd Webber

Esta versión está en esteroides.

En su tercera versión en México luego de las que hicieran Memo Méndez y Manuel Landeta en los 80's y Mauricio Salas a inicios de los 2000's, "José el soñador" se presenta con Carlos Rivera en el rol central, Kalima como el faraón y Fela Domínguez como la narradora. El musical es una ópera rock que retoma la historia de José en el Génesis y dónde es hijo de Jacob, un pastor de Canaán con otros 11 hijos. Su preferencia por él despierta los celos de los demás quiénes lo venden como esclavo y lo envían a Egipto donde su suerte tiene un giro inesperado.

El montaje vale la pena principalmente por sus estrellas y el talento involucrado. Carlos Rivera está en su momento y el público se lo reconoce desde que aparece en escena; la historia, además, le viene muy bien pues él es un claro ejemplo de su mensaje: "los sueños se cumplen". Kalimda, como lo hiciera en "Jesucristo Superestrella", roba cuadro. Su manejo del escenario, capacidad para bailar y cantar, y carisma hacen de sus números algunos de los más espectaculares y disfrutables. Fela Domínguez da cuenta de su crecimiento escénico y vocal luego de su labor como Nala en "El Rey León". El ensamble, por su parte, está muy bien y quiénes tienen personajes secundarios destacan también en sus números.

La propuesta incluye pantallas donde se resuelven, con una estructura de escalones que van hacia dentro, los escenarios. Sí, es una solución que permite darle mucha variedad, ritmo y presentar aspectos que difícilmente se podrían mostrar con una escenografía típica, pero también es cierto que, por momentos, cansa y se extrañan aquellos aspectos que le darían una movilidad distinta a los actores. Esa mezcla, aunada a un vestuario multicolor en tonos fosforescentes y con mucha lentejuela y brillos lo llevan todo a un exceso que cae en lo surreal, a veces en el mal gusto y otras en lo absurdo (cómo de dónde salen sombreros vaquemos y más aún unos pantalones y combinación muy de Jesse de "Toy Story"). Es un ejercicio muy posmoderno que quizás no a todos les haga cortocircuito, pero que no deja de sentirse bizarra. Igualmente hay momentos en que el sonido no está del todo en su punto y partes de algunas canciones no se entienden del todo.

Con todo y sus "detalles", "José el soñador" vale la pena y deja un buen sabor de boca. Ver a Carlos Rivera, Kalimba y Fela Domínguez es una celebración y una prueba de que "los sueños se cumplen".

🎭🎭🎭

Centro Cultural Teatro 1

Jueves y viernes 20:30 horas, sábado 17 y 20 horas, domingo 17 horas


4 visualizaciones0 comentarios