Invierno profundo

El invierno acaba con todo... casi con todo. Así lo demuestra este filme que a pesar de su escaso presupuesto (2 millones de dólares) y precaria recaudación en EE. UU. (poco más de 6 millones) consiguió sobreponerse a las inclemencias para alzarse, entre otros reconocimientos, primero, con los premios de Jurado en los festivales de Boston y Sundance, y luego con cuatro nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Película y Mejor Guion Adaptado.



Basada en la novela de Daniel Woodrell, “Invierno profundo” cuenta la historia de Ree (Jennifer Lawrence), una adolescente de 17 años cuyo padre ha desaparecido y dejado en prenda el único patrimonio de la familia, su casa. Con una madre mentalmente ausente y dos pequeños hermanos, Ree simplemente resuelve, “lo encontraré”. Y esa es la tarea a la que se da... hallarlo de una manera u otra... vivo o muerto.


En “Invierno profundo” la atmósfera es, física y emocionalmente, tan fría como desoladora. La sociedad en la cual se desarrolla ha sido dejada atrás. La economía y los gélidos tonos, con los cuales es retratada por la fotografía, no dejan lugar a dudas de que el escenario de “El último camino” (2009) no le es lejano. Aquí la catástrofe también ha ocurrido, sólo que es de otro tipo. La civilización existe en forma de despojo. Pero el filme evita juzgarla, en su lugar se mezcla con su gente, como Ree. En el mundo de los adultos todos son criminales, dependen de ellos o están dispuestos a venderlos. Nadie confía en nadie, familia incluida. Pero la cinta no se deja caer en la desesperanza. El pie de apoyo lo brinda John Hawkes como el tío de Ree, un hombre defensivo que no termina por caer en la amoralidad. El peso mayor recae precisamente en Ree. Su coraje, aplomo, esperanza y determinación brindan esa chispa de vida a un ambiente tan falto de calor. El mérito es, por una parte de Debra Granik, la directora y coguionista, y por otro, de Jennifer Lawrence, su protagonista. La joven es simplemente impecable. El National Board la consideró como la revelación del año y tanto ella como Hawkins fueron nominados al premio de la Academia. “Invierno profundo” es la película responsable de poner a Lawrence en el mapa, después haría “Los juegos del hambre”… y el resto es historia.


A pesar de las inclemencias del clima, la naturaleza, el espíritu, se las ingenia para conservar un dejo de vida, de esperanza. En “Invierno profundo” se trata de Ree, una heroína sin superpoderes, discursos retóricos, ni hordas de seguidores. Simplemente una mujer que ante la insensible aridez de los inclementes vientos, reflejo de la precariedad humana, crece y se vuelve tan fuerte y profunda como el invierno.

Winter’s Bone

EE.UU. 2010

Director: Debra Granik.

Reparto: Jennifer Lawrence, John Hawkes, Lauren Sweetser.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada