Inmortales

“Stand for your ground! Fight for order! Fight for the man besides you! Fight for those who bore you! Fight for your children! Fight for your future! Fight for your name to survive! Fight! Fight for immortality!” Teseo.

Bebe un sorbo y extasíate, piérdete en cada sensación que despierta, déjate llevar por el torbellino de emociones… Ése es el impacto que causa, pero en los ojos, el cine de Tarsem Singh e “Inmortales”, una revisión libre del mito de Teseo, no es la excepción.



En tiempos inmemorables el Rey Hiperón (Mickey Rourke) se propone conquistar Grecia. Teseo (Henry Cavill), un campesino que viera a su madre morir en manos del gobernante, se propone evitarlo. El triunfo depende en gran medida de quien encuentre el Arco de Epiro (un arma mágica de flechas interminables y tino exacto) y de impedir la liberación de los titanes. El oráculo (Freida Pinto) lo ha visto. Los dioses del Olimpo únicamente observan; un acuerdo les impide intervenir en asuntos de humanos.


Henry Cavill, quien debiera ser Edward Cullen en la Saga Crepúsculo, de acuerdo a la propia Stephenie Meyer, pero cuya edad se lo impidió, adquiere su primer rol protagónico en este filme. El actor saltó a los reflectores tras anunciarse que sería el nuevo Superman (2013). Cavill cumple con el cometido. Físicamente está a la altura del papel e histriónicamente hace lo posible por hacer verosímil el drama de un personaje cuya historia tiene más agujeros que la malla de un guerrero. Ése es justo el pequeño gran pie de Aquiles de “Inmortales”. Hay muchos personajes, los hechos se suceden uno tras otro sin relación real, las subtramas sugeridas nunca tienen seguimiento y los secretos aparentes quedan sin respuesta. Incluso el final es un tanto críptico. La trama de “Inmortales” parece rendirle honor a lo mágico de las flechas del Arco de Epiro, a simple vista es inexistente, con un poco de tensión apenas aparece para unos instantes después regresar a la nada.


A pesar de sus inconsistencias, “Inmortales” ha logrado sobrevivir a la crítica recuperando su presupuesto (70 millones de dólares) y generando ganancias en los mercados internacionales. El logro se debe a que sabido llegarle a su target (hombre de menos de 35 años) con sus vistosas escenas de acción, sus impresionantes efectos visuales y, en general, con la envolvente dirección de arte. El atisbo de una historia romántica y la belleza de Freida Pinto como Fedra e Isabela Lucas como Atena, tampoco hacen daño.


La esperanza de Teseo porque resuenen sus hazañas quedará sujeta a los flashazos que deje la pirotécnica visual de “Inmortales”, más allá de lo cual sólo hay silencio.

Immortals

EE.UU. 2011

Director: Tarsem Singh.

Reparto: Henry Cavill, Mickey Rourke, Isabela Lucas, Kellan Lutz, Freida Pinto, Luke Evans, John Hurt.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo