Inframundo

Vampiros y hombre lobos están en guerra. Selene (Kate Beckinsale), una cazadora de hombres lobos, descubre que sus adversarios han secuestrado a un estudiante de medicina, Michael Corvin (Scott Speedman). La mujer decide investigar en qué reside el interés por al humano. Al conocerlo no puede evitar sentirse atraída por él, a pesar de que ya ha sido mordido por los licántropos. Selene intentará desentrañar el misterio sin perder en el camino a su enamorado.

Len Wiseman debuta como director con este filme que resulta en una mezcla de ”Romeo y Julieta” y “Matrix” (1999). La cinta no puede evitar reflejar la formación de Wiseman, otrora director de arte. Y si bien el aspecto visual, incluidos los efectos especiales (varios artesanales), es satisfactorio, la historia deja mucho que desear. “Inframundo” se preocupa por presentar un cosmos nuevo y prometedor, tan lleno de escenas de acción como de huecos argumentales. La trama resulta un tanto complicada y, sin embargo, predecible. Se remonta a un antiguo conflicto entre ambos bandos que no es del todo explicado, los personajes están poco desarrollados, y en sí, las características propias del universo son poco claras. Los vampiros son fríos, sofisticados y viven en un aquelarre. Los licántropos están destinados a las cuevas. La raza humana se desarrolla entre ellos, cómo logran subsistir en el anonimato es poco claro. A pesar de ello “Inframundo” se ha colocado como un filme de culto que ha detonado, entre precuelas y secuelas, cuatro filmes y que aún no concluye.



Entre los aciertos de la película está el utilizar como eje principal una guerra entre dos de los arquetipos más populares: hombres lobo, y sobre todo, vampiros. A ello se suma la elección de un reparto atractivo y cumplidor. Y vaya, no es que haya mucho que hacer con los personajes, aunque es cierto que también se requiere de cierta actitud para resultar convincente en personajes de este tipo. Hay actores de prestigio como Michael Sheen y Bill Nighy, aunque los protagónicos están destinados a histriones poco conocidos, Kate Beckinsale y Scott Spedsman. De entre ellos, es Beckinsale quien destaca como la sexy y peligrosa Selene. Su actitud es cautivadora y su presencia mantiene en gran medida la película. Quizá su personaje es el más interesante al verse en medio de la guerra, sabedora de que ama a un enemigo. Beckinsale llega de Inglaterra a Hollywood en esta producción y lo hace de manera afortunada. La actriz ha conseguido hacerse de un nombre principalmente gracias a papeles más demandantes en películas de primera línea como “El aviador” (2004) y “Una verdad inconveniente” (2008).


“Inframundo” es recomendable como mero entretenimiento. Es una película disfrutable si se deja fuera una actitud crítica. Es cierto, los elementos que retoma pudieron haber derivado en una trama mucho más interesante y rica... pero el hubiera no existe.

Underworld

EE.UU./Inglaterra/Alemania/Hungría 2003

Director: Len Wiseman.

Reparto: Kate Beckinsale, Scott Speedman, Michael Sheen, Bill Nighy, Shane Brolly, Wentworth Miller.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo