Hotel para perros

La creatividad, curiosidad y compasión de “Hotel para perros”, basada en la novela para niños de Louis Duncan, recuerda a un cine de otros tiempos... tiempos más inocentes y esperanzadores.

Bruce (Jake T. Austin) y Andi (Emma Roberts) son un par de hermanos huérfanos que van de una familia a otra desde que sus padres murieran en un accidente automovilístico. El constante cambio se debe en gran medida a Jack Russell Friday, su perro, al que han mantenido de incógnito como forma de conservar lo que queda de su familia. Sus más recientes padres son un par de músicos venidos a menos con poca paciencia. Los niños deben hacer lo posible por mantenerse con ellos o acabarán sin más posibilidad que la de ser separados. Cuando Jack termina pasando la noche en un hotel abandonado, que ya alberga a otros caninos, los niños ven la oportunidad de iniciar en secreto una especie de hotel para perros.



Aunque el guion de “Hotel para perros” presenta una historia tradicional y un tanto predecible, el filme se beneficia de la agilidad que Freudenthal tiene para contarla. Inmediatamente consigue que los espectadores se interesen por Bruce, Andi y su mascota. Es también un acierto el que los perros no hablen. La película apela más al encanto natural de los caninos, dejando que sean precisamente las características que ya los hacen atractivos las que brillen y no artificios innecesarios. El que los perros no hablen no significa que sean incapaces de expresarse de otras formas. A ello auxilian una serie de inventos que son creados por Bruce para entretener a los perros cuando no hay quien los cuide. Los inventos ayudan a alimentar a los perros, limpiarlos y entretenerlos. Por ejemplo, hay un circuito que recrea la noche y permite los perros aúllen ante la luna llena, otro estimula la relación con el cartero y uno más les da la posibilidad de sacar la cabeza por la ventana de un auto al tiempo que el aire les llega.


Jake T. Austin y Emma Roberts son talentosos y carismáticos. El reparto juvenil lo redondean una serie de actores que ya han recorrido un cierto camino como Johnny Simmons, Kyla Pratt y Troy Gentile. En el caso de los adultos tampoco desmerece. Lisa Kudrow y Kevin Dillon hacen de los padres, y Don Cheadle, en un rol que le ofrece muy poco para su amplio registro actoral, como el encargado de servicios sociales.


“Hotel para perros” es un recomendable y conmovedor cuento que recupera y refuerza la importancia de la familia. Y las familias vienen en muchas formas y tamaños.

Hotel for Dogs

EE.UU./Alemania 2008

Director: Thor Freudenthal.

Reparto: Emma Roberts, Jake T. Austin, Don Cheadle, Lisa Kudrow, Kevin Dillon.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo