Hellboy

“Siempre me veré así de bien,” Hellboy a Liz Sherman (frase que originalmente le dijera Del Toro a su futura esposa, y que hace referencia a su apariencia y forma de vestir).

Un pequeño demonio cruza un portal entre el infierno y la tierra, y es rescatado por el Dr. Broom (John Hurt), quien lo cría como a un humano. Años más tarde, bajo el nombre de Hellboy (Ron Perlman), el ente rojizo con cuernos y cola forma parte, junto con el acuático Abe Sapien (Doug Jones) y la telépata piromaniaca Liz Sherman (Selma Blair), del Buró de Investigación y Defensa Paranormal. Pero quienes propiciaron su llegada a la tierra aún tienen planes para él, y no están convencidos de que su naturaleza sea el combatir el mal. Hellboy deberá enfrentarse consigo mismo, al tiempo que lucha contra monstruos y fuerzas incontrolables que desean el dominio de la tierra, y, además, por el amor de Liz.



Guillermo del Toro es un fanático del comic y anhelaba filmar el proyecto, lo cual consiguió tras el éxito en taquilla y la aceptación de la crítica de Blade II (2002), y sobre la posibilidad de realizar la tercera entrega de la franquicia y la cuarta entrega de Harry Potter, “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” (2004). Y es que “Hellboy” es un personaje con el cual el director se identifica, amén de una historia obscura, llena de simbolismo y magia, elementos recurrentes en su filmografía. El cariño por el personaje se traduce en una de las películas con más corazón que se hayan realizado basadas en un comic.


“Hellboy” se basa principalmente en la línea argumental de “Seed of destruction” y se nutre de relatos como “Right Hand of the Doom”, y “Box Full of Evil”. La premisa central, el que las semillas del bien y el mal residen en todo ser; las acciones son las que determinan cuál de ellas dará frutos. Las apariencias son sólo eso. La intimidante presencia del gigante rojo esconde tras de sí a un hombre un tanto rudo que sufre por amor, pero, ante todo, por pertenecer y ser entendido. “Hellboy” es una figura trágica, un personaje aislado por su apariencia. Ron Perlman encarna al personaje en el tono preciso, con delicadeza y fuerza a la vez. Del Toro y Mike Mignola, creador del comic, pensaron en él como el actor ideal para encarnar al héroe y lucharon por convencer al estudio, que proponía a Vin Diesel.


El niño del infierno no es una película cuyo contenido recaiga en los bien logrados efectos especiales, en el maquillaje o la acción. “Hellboy” es un comic en movimiento y por arriba del promedio, con un toque de terror y ternura. El mal está ahí, en ese mundo obscuro, lleno de símbolos y significados, de profecías y seres monstruosos. En ese mundo que bien puede ser imaginario o resumirse al caos que se desarrolla dentro de un solo ser. Lo que sea, el remolino, el infierno, lo es y lo será de nombre, si es lo que se ha sembrado... y cultivado.

EE.UU. 2004

Director: Guillermo del Toro.

Reparto: Ron Perlman, Selma Blair, John Hurt, Doug Jones, Karel Roden.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo