Harry Potter y el prisionero de Azkaban

“La voz de un niño, honesta y verdadera, no tiene significado para aquellos que han olvidado como escuchar,” Dumbledore.

Harry Potter regresa a su tercer año en Hogwarts de la mano de Alfonso Cuarón. El director mexicano fue considerado luego de que Chris Columbus, director de las dos primeras y productor de esta, viera “La princesita”. Cuando le llegó el ofrecimiento Cuarón no había leído ni visto nada relativo a Potter. Antes se había pensado en Keneth Branagh, quien interpretó al profesor Lockhart en la segunda entrega, y en Guillermo del Toro y Marc Forster; el primero rechazó por “Hellboy” (2004) y el segundo por “En busca del país de Nunca Jamás” (2004). La selección es acertada. Cuarón le da un tono más maduro y obscuro a la saga, un mejor ritmo y un sello personal que incluye varias referencias a la cultura mexicana (águilas comiendo serpientes, calaveras de azúcar, entre otras).



En esta ocasión Harry (Daniel Radcliffe) teme ante la salida de la prisión de alta seguridad Azkaban de Sirius Black (Gary Oldman), un misterioso mago que se presume intervino en la muerte de sus padres. El adolescente también debe enfrentarse al misterioso profesor Lupin (David Thewlis), nuevo responsable del curso de Defensa contra las artes obscuras y a las constantes insinuaciones de una inminente muerte por parte de la profesora de adivinación, Sybil Trelawney (Emma Thomson). A la mezcla se suman un hombre lobo y los dementores, vigilantes de la prisión que absorben las almas.


Alfonso Cuarón toma el tercer volumen y realiza una adaptación que aunque fiel se enfoca más en lo cinematográfico. Columbus se caracterizó por prácticamente no dejar página sin trasladar a la pantalla grande. Cuarón se da el lujo de dejar un par de asuntos en el aire debido a que se centra más en el desarrollo de Harry Potter y amigos como personajes, y en el papel que la entrega juega en la serie. Su dirección de actores lleva a un mejor nivel sobre todo a Radcliffe y Watson, quienes tienen a su cargo escenas de mayor intensidad dramática. El elenco de adultos sigue siendo de primera línea y la adición de Oldman y Thomson da muestra de ello. También se toma la molestia de mostrar otros espacios y ángulos de la escuela de magia que han sido recubiertos con una paleta más obscura de colores.


“Harry Potter y el prisionero de Azkaban” se llevó el premio como Mejor Película Familiar por parte de la Sociedad de Críticos de Phoenix y nominaciones al Oscar por Mejor Música Original y Mejores Efectos Especiales. La inclusión de Cuarón es sin duda un paso adelante para la serie. Entrega un filme más redondo, mejor ejecutado y contribuye a dejar prisioneros a los fanáticos del mago, que seguramente preferirán estar al cuidado de los dementores que perderse el cuatro año.

Harry Potter and the Prisoner of Azkaban

EE.UU. 2004

Director: Alfonso Cuarón.

Reparto: Daniel Radclife, Emma Watson, Rupert Grint, Gary Oldman, David Thewlis, Julie Walters, Emma Thomson.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada