Hanna

A Mariana Grajales, por presentarme a la intrigante Hanna.

“I just missed your heart,” Hanna.

El corazón es aquello a lo que apunta Hanna. Está entrenada para atravesarlo. Está al tanto de su funcionamiento. Está dispuesta a terminarlo… pero también está desprovista de armas que impidan latir al suyo en un sentido que supera lo biológico.



Hanna (Saoirse Ronan) tiene dieciséis años y está lista. Ha vivido en una boscosa y fría zona donde su padre (Eric Bana) la ha entrenado. Habla varios idiomas, es experta en artes marciales y armas, y prácticamente conoce al dedillo los contenidos de una enciclopedia. Está lista. Presiona el botón y da alarma. Un grupo de la CIA acude por ella pensando que encontrarán a su padre, un desertor. Marisa (Cate Blanchet), oficial de la agencia, desea información. Con medidas que parecen un poco exageradas, Hanna es interrogada. Entonces un torbellino se desata. En un pestañar y a sangre fría, termina con quienes la rodean y escapa. Hanna ha entrado al mundo real, pero no está sola… ahora es la presa.


Incluida en la Lista Negra de 2006 y 2009, donde se incluyen los mejores guiones no producidos, “Hanna” es un thriller trepidante que, primero atrapa al espectador ante la gélida belleza de sus paisajes y la brutal efectividad de su protagonista, luego ante la persecución que se desata en dos frentes, y siempre ante su paradójica naturaleza. Hanna no sabe de familias, dioses o sentimientos. Ahora deberá enfrentarlos también.


El que Joe Wright esté al frente de “Hanna” es una sorpresa. El inglés es mejor conocido por sus dramas de época (“Orgullo y prejuicio”, 2005), siendo justo en uno de ellos (“Expiación, deseo y pecado”, 2007) donde catapultó a Ronan al primer plano, consiguiéndole una nominación al Oscar como Mejor Actriz de Reparto. En esta ocasión la actriz lo recomendó (Danny Boyle había estado desarrollando el filme). La selección brinda a la cinta una efectiva mezcla de acción con matices de cuento de hada que, además, sugiere una tragedia de tintes shakesperianos entre el triángulo de protagonistas y sus vínculos que oscilan entre el amor y el odio, a la mejor usanza de las familias disfuncionales (y en torno a lo cual el parecido entre Blanchet y Ronan ayuda).

Pálida como la nieve e inmisericorde como el frío es Saoirse Ronan. La joven actriz no pone cortapisas cuando se trata de encarnar un papel. Por Hanna fue reconocida como Mejor Actriz Protagónica en los premios del Cine y la Televisión Irlandesa y como Mejor Actriz Joven por la Sociedad de Críticos de Cine. El filme también fue reconocido por su banda sonora, obra de The Chemical Brothers, por las asociaciones de críticos de Ohio y Los Ángeles. Y es que el sonido, el bit que le da esa química de notas mantiene el ritmo al punto.


El corazón de Hanna late. Un latido tras otro… constante. Apunta… dispara… y acierta. Si Hanna falló en un corazón acertó en el otro.

Alemania/EE.UU./Inglaterra 2011

Director: Joe Right.

Reparto: Saoirise Ronan, Cate Blanchet, Eric Bana.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo