Hairspray

Hacer el remake de un musical de culto de los años ochenta con un reparto multiestelar parece una complicada tarea para Adam Shankman, un director que no ha hecho más que entregar divertimento gratuito en comedias regulares como “Niñera a prueba de balas” y “Más barato por docena 2” (ambas de 2005). Y sin embargo “Hairspray” es una verdadera y muy agradable sorpresa; sin duda el trabajo más fresco e inteligente del californiano.



Ubicada en el Baltimore de 1960, “Hairspray” sigue la vida de Tracy Turnblad (Nicky Blonsky), una regordeta adolescente que ansía aparecer en el show de Corny Collins (James Marsden). El programa es la sensación del momento. Lo dirige la arrogante Vilma Von Tussle (Michelle Pfeiffer), una ex reina de belleza, que privilegia la participación de su hija Amber (Britanny Snow) y que permite, en un dejo de ‘igualdad’, que una vez al mes sea el ‘día del negro’. Luego de ser enviada a detención, Tracy precisamente aprende nuevos pasos de unos chicos de color. Entonces, cuando se abre un casting para integrarse al elenco del programa, Tracy se presenta con sus nuevos conocimientos y consigue, a pesar de las burlas y objeciones de Vilma, el lugar.

“Hairspray” es exitosa pues encarna toda su grandilocuencia con dignidad y encanto. Es energética, sumamente divertida, llena de rítmicas y pegajosas canciones, y por si fuera poco, crítica. Nicky Blonsky, en su debut cinematográfico, es un gran descubrimiento, aunque habrá que ver si desafortunadamente su desarrollo profesional no se ve afectado por los mismos obstáculos que enfrenta su personaje. Mientras tanto, la joven sale avante. Su presencia es agradable, tiene una buena vena cómica y un admirable registro vocal. Blonsky no desmerece ni ante las estrellas juveniles con quien comparte ni ante los actores experimentados.


Un moreno Zac Efron, quien obtuvo el papel luego de que Shankman lo viera en “High School Musical” (2006), es el interés romántico entre Blonsky y Brittany Snow. Efron hace una jugada interesante para su carrera, pero tendrá que mostrar un mayor rango. Amanda Bynes, por su parte, es la mejor amiga de Blonsky. Bynes tiene a su cargo a Penny, una chica mimada que se involucra en un romance interracial. Christopher Walken y John Travolta interpretan a los románticos y adorables padres de Tracy. Travolta, caracterizado de mujer, es un gran acierto y sumamente divertido. Queen Latifah tiene una efectiva participación como la responsable del ‘día del negro’ y Michelle Pfeiffer, en un rol para el que se pensó en Meryl Streep y Madonna, es perfecta como la odiosa Vilma.


Con una apertura de 27.5 millones de dólares, “Hairspray” se convirtió en el musical con el mejor record para 2007. El filme se hizo de 18 premios, uno de los cuales fue para su reparto en el Festival de Cine de Hollywood, y 12 nominaciones, entre ellas la de Mejor Musical o Comedia, Mejor Actor de Reparto (Travolta) y Actriz de Comedia o Musical (Blonsky) en los Globos de Oro. El éxito de crítica y taquilla hizo que se pensara en una secuela que no terminó por concretarse.

La diversión de “Hairspray” se diferencia de la de otros filmes pues es una diversión inclusiva. En “Hairspray” el mensaje es contra el racismo y la discriminación; a favor de la autenticidad y de lo grandioso que es poder mostrarla a los cuatro vientos… sin o con un poquito de laca en el cabello.

EE.UU./Inglaterra 2007

Director: Adam Shankman.

Reparto: John Travolta, Michelle Pfeiffer, Christopher Walken, Nikki Blonsky, Zac Efron, Queen Latifah, James Marsden, Amanda Bynes, Britanny Snow.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada