Héroes

“Hay gente especial en este mundo. No pedimos ser especiales. Simplemente nacimos de esta forma...” Cassie Holmes.

En 1945 los nazis experimentaron con seres humanos. La intención: convertir en soldados a aquellos con habilidades psíquicas. Cuando la guerra terminó los experimentos no lo hicieron. Muchos gobiernos iniciaron divisiones que agregaron a su misión la captura de psíquicos. Existen una gran variedad de ellos y sus habilidades implican, entre otras, el mover objetos con la mente, ver el futuro, sanar, desangrar o matar y manipular. Nick Gant (Chris Evans) es un telekinético (o mover) de segunda generación que ha pasado años escondiéndose luego de que la División matara a su padre. Cassie Holmes (Dakota Fanning), una clarividente (o watcher), lo obliga a salir de su escondite para encontrar a Kira (Camille Belle), una pusher (o manipuladora, es decir, tiene la capacidad de empujar los pensamientos y emociones de otros), que ha escapado con la clave para detener el programa.



“Héroes” inicia con una prometedora premisa. Se desarrolla a buen ritmo con una fuerte dosis de efectos especiales y muchos, muchos, giros en la historia. Ese es su problema. La trama pretende hacer con el espectador lo que el título en inglés refiere: push, empujar, confundir, engañar, manipular. Lo consigue de forma gratuita. En principio, no establece mayor empatía con los personajes a diferencia, por ejemplo, de lo que sucede con los mutantes de “X-Men”. Después tampoco hace mucho por mostrarlos como seres tridimensionales. Es obvia su principal preocupación, pero es poco lo que parece hacerlos humanos. Luego está una excesiva inclusión de personajes y habilidades que en lugar de contribuir a la trama contribuyen a la confusión. Es tanto lo que sucede, son tantas las partes involucras y tan poco ordenada la dirección que lo único que queda es dejarse llevar por la corriente. Sin embargo, aún así la experiencia termina sí por dejar una sensación de haber sido víctima de un pusher pero no de forma inteligente, sino como resultado de una pérdida gratuita de tiempo.


El gran problema de “Héroes” es que sabe qué efecto quiere lograr en el espectador, pero no como lograrlo. Pretende ser una cinta de ciencia ficción de resonancia social y política pero se pierde en la acción, la aventura y el romance sin sentido. Un eje argumental claro y una factura quizá más sencilla y limpia le habría permitido no sólo conseguir su meta, sino incluso, dar inicio a una franquicia. La premisa tiene ese potencial. Los personajes prometen historias interesantes. El planteamiento tiene muchas vías a explotarse. El elenco podría con el paquete. La dirección de arte y la fotografía tampoco son malos. Pero en su ambición, su hiperbólico uso de recursos y su deseo desesperado por sorprender, “Héroes” termina por ‘empujar’ su propio destino... al caos y el olvido.

Push

Canadá/Inglaterra/EE.UU. 2009

Director: Paul McGuigan.

Reparto: Chris Evans, Dakota Fanning, Camilla Belle, Djimoun Hounsou.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo