top of page

"Háblame de ti" de José Eduardo Cortés Moreno

"No te conozco. Por favor, háblame de ti," Chava a su papá.

Este es el camino...

José Eduardo Cortés Moreno debuta como director con "Háblame de ti", una comedia adolescente que puede pensarse, a primera vista, es una más. Ya saben, otra de un joven confundido, intentando comprender su sexualidad, con chistes subidos de tono y demás. No lo es y ¡qué bueno!

Sí, la historia puede parecer conocida: Chava (Germán Bracco) recibe un mensaje anónimo de WhatsApp y piensa que es obra de Mariana (Isidora Vives), la chica que le gusta. Entre copas le reclama y ello lo acerca con Carlos (Martín Saracho), compañero del equipo de natación. Mientras descubre quién es el autor(a), Chava también descubre que es Carlos el que le gusta.

"Háblame de ti" es una comedia de enredos sensible en el mejor sentido de la palabra. En el fondo busca y consigue hacer un punto sobre la importancia de ser y expresar quién se es, pero también y con igual importancia de escuchar y comprender a los demás, de conocerlos. Es una película empática. El guion equilibra y entrelaza de manera bastante orgánica los dos confictos de Chava: descubrir a su admirador anónimo (y con ello su sexualidad) y asimilar el que su padre tiene otra familia. No es poca cosa y suena muy dramático, pero "Háblame de ti" lo maneja con una normalidad que se agradece. No cae en lo trágico, tampoco en lo ligero.

"Háblame de ti" retrata las diferencias entre generaciones. A Chava más que causarle conflicto el darse cuenta de que le gusta otro chico, lo hace la respuesta de otros a la comunidad gay. El filme hace muy bien en mostrar que, si bien no todo es aceptación, la hay y hay vida gay. Chava va, sin saberlo, a una boda gay, de alguien de quién ni siquiera se había dado cuenta del todo que lo era (o no le había dado importancia) y cuándo lo comenta, su acompañante responde sobre por qué se casan, "por qué no habrían de hacerlo". A sus padres, les toma por sorpresa; su papá, ha estado preguntando constantemente "cómo van sus conquistas" (él tiene dos familias), pero es claro de dónde viene todo, "los gays sufren mucho". "Háblame de ti", no ignora, pero tampoco se clava.

En su primer protagónico en cine, Germán Bracco es una revelación. Más allá de que sí parece preparatoriano, tiene la cualidad de hacer a Chava un chico que se siente familiar, que es vulnerable, que está confundido, que se está descubriendo. Martín Saracho da cuenta de nuevo de su amplio rango. Ya en "Amarres" había interpretado a un personaje gay; Carlos es por completo distinto a Armando y mucho más aún del intimidante Nicando de "¿Quién mató a Sara?". Saracho es camaleónico física y emotivamente. A propósito, otro gran acierto de "Háblame de ti" está en que ninguno de los personajes gay es amanerado; no se cae en el estereotipo.

Además de Bracco y Saracho, el elenco se viste con otros jóvenes talentos como Renata Vaca (Vanessa, la media hermana de Chava), Isadora Vives (Mariana, la chica bonita, pero contrario a la tradición, es amable) y Fran (Ángel Alvarado), Hannah (Isabella Argudin) y Hugo (Víctor Hugo Villanueva), mejores amigos de Chava. En el elenco adulto destacan Arcelia Ramírez y Julio Bracho como los padres de Chava.

"Háblame de ti" muestra y demuestra que se puede hacer buen cine mexicano. Es una buena comedia, no cae en lo grotesco o gratuito, no abusa del lenguaje; es divertida, inteligente y sensible. Su eslogan dice que "un mensaje puede cambiarlo todo" y aunque no soy fanático de las películas con mensaje (son aleccionadoras y ello me parece subestima al espectador), a su manera "Háblame de ti" lo tiene y se resume precisamente en su título. Tres palabras que piden poco y mucho a la vez, tres palabras que van con la promesa de escuchar y entender: "Háblame de ti" y "Háblame de ti" nos habla de esos personajes y a través de ellos de nosotros. Por eso, simple y sencillamente "Háblame de ti".

🐧🐧🐧🐧

México 2022 - 1h 40m




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page